jueves, 16 de abril de 2015
Desayuno Americano

Pamela David se quebró en vivo cuando tocaron el caso Ana Alianelli

“Me angustia muchísimo estos casos, me angustia más escuchar a las criaturas llorando y que nadie las escuche, es muy traumático para ellos”, expresó, con lágrimas en los ojos, la conductora.

Anoche, Ana Alianelli, la mamá de las nenas de 6 y 8 años que tienen que volver a Estados Unidos donde reside el papá, viajará con sus hijas a ese país. "Yo voy a volver con las nenas a Estados Unidos porque el padre pide que volvamos las tres ya que él no quiere vivir solo con ellas, no quiere su tenencia. De todas formas, yo no las dejaría tampoco viajar solas", dijo esta mañana la mujer en declaraciones radiales.
"Esta noche tenemos que viajar todos juntos en el mismo avión como si fuéramos todos una familia", agregó la mujer, en referencia al papá de sus hijas, el estadounidense Denis Burns, que ahora también está en Buenos Aires.
"Ayer -continuó Alianelli- pudieron haber evitado en la Embajada que a las chicas las hayan arrancado de al lado mío sin dejarlas pasar la noche conmigo. No sé nada de ellas desde ese momento, ayer cerca de las seis de tarde. No sé dónde durmieron. Esto es responsabilidad exclusiva de la jueza Alejandra Velázquez. Espero que nos encontremos esta tarde en Ezeiza, como me dijeron", aseguró en una nota con el programa El Exprimidor de FM Latina.
El caso se conoció en los medios hace unos días cuando la mujer hizo un desesperado pedido para no restituir a sus hijas al padre. Alianelli  es argentina, en 2004 se casó con Burns y tuvieron dos hijas en Estados Unidos. En 2010 se separaron y ella volvió con las nenas a la Argentina, con un permiso judicial que luego caducó. Desde entonces el padre inició una larga batalla judicial que terminó ahora, cuando la Suprema Corte Bonaerense desestimó la apelación de la mujer ante un fallo desfavorable del Juzgado N°1 de Familia de Pilar, a cargo de Velázquez.
Esta mañana, cuando hablaban del tema en Desayuno Americano, Pamela David se quebró al aire. “Me angustia muchísimo estos casos, me angustia más escuchar a las criaturas llorando y que nadie las escuche, que no se puedan tomar un poquito más de tiempo para resolverlo… Es muy traumático para ellos”, expresó, con lágrimas en los ojos, la conductora del programa que se emite por América.