viernes, 23 de enero de 2015
Momento de agradecimiento

Pachano: “Gracias a Tinelli, me metí en la familia argentina y esa popularidad es impagable”

El bailarín y coreógrafo brindó una extensa entrevista para referirse a su larga carrera en los medios y su explosión mediática con la llegada al Bailando por un sueño.

Aníbal Pachano, quien encabeza en Villa Carlos Paz el espectáculo "Family disfuncional", reconoció que “la televisión ha creado un personaje conmigo" y que su vida artística cambió cuando Marcelo Tinelli con su "varita mágica tocó a mi puerta".
El creador de los Botton Tap y referente del music hall argentino confió en diálogo con Télam que "la tevé te permite lograr la masividad, conseguirla, pero yo seguí haciendo mis espectáculos con el estilo y el gusto que tuve siempre. Me metí en la familia argentina y esa es una popularidad impagable".
Sobre si en los años 80 cuando empezaba con los Botton Tap, hubiera aceptado trabajar con Tinelli, Pachano sostuvo que "no teníamos prejuicios, aunque la televisión cambió: en los 80 y 90 tuvo el último coletazo con gente al frente que tenía una trayectoria muy rica vinculada al arte como Eduardo Bergara Leumann y Juan Alberto Badía, gente que conocí y que me ayudó mucho", reconoció.
Para Pachano, la situación cambio, cuando, apuntó, "Tinelli toma el mando y se genera una revolución porque mezcló cosas de culto con cosas muy populares. Con los Botton Tap fuimos a ‘Ritmo de la noche’ y fue genial", evocó.
En este punto, Pachano consideró que el animador, productor y dirigente de fútbol "hizo más populares a actores de culto y seguramente los hubiera incluido a todos, a las Gambas al Ajillo, a Batato Barea, Alejandro Urdapilleta y Humberto Tortonese y más personas de teatro under y musical".
"Marcelo -insistió- cumplió su sueño de ponernos a todos en la televisión abierta, siempre le gustó lo que hacíamos, nos lo dijo siempre, desde que trabajaba con Badía".
La convocatoria a participar del concurso "Bailando por un sueño", donde construyó un personaje que fue puliendo, "al principio me sacaba, me costaba manejar lo de las peleas y entendí después de años, que debía relajarme por mi salud y porque eso generaba mejor recepción en la gente", repasó.
"Tuve que aprender a no descontrolarme porque me hace mal y le hace mal a mi familia y a mis amigos. Ahora -reveló- trato de ser más contundente en la disputa verbal y lo resuelvo rápido. Borro el comentario mala leche hacia mí y lo transformo en algo positivo".
Aunque reconoce que el ciclo genera un grupo grande de mediáticos que no se destacan en ninguna disciplina artística, a los que Pachano definió como "«los queni», que ni bailan, ni cantan, ni saben actuar", se diferenció y dijo: "No soy como los vulgares que no tienen carrera o las descerebradas que lo que único que hicieron fue mostrar el culo toda su vida".
Sobre sus influencias, Pachano, que se asume como un cholulo del espectáculo, colocó en un pedestal a "Niní Marshall y Tita Merello, que eran maravillosas, geniales, hiper talentosas, al igual que Libertad Lamarque".
También menciona a Mario Clavell, a las hermanas Ethel y Gogó Rojo, y a Norma y Mimí Pons, "todos impactantes, asombrosos talentosos al igual que Nélida Lobato, que para mí fue la número uno del teatro de revista en la Argentina", puntualizó.
Consultado sobre la competencia en plena temporada, el artista dijo que es un tema secundario. "Estamos trabajando tranquilos y subiendo día a día la boletería con un producto de calidad, estamos haciendo todo el tiempo producción así que no estamos muy preocupados por lo que dice el otro. A mí no me genera nada lo que opine el resto", sefirmó el artista.
"Family disfuncional" hace temporada veraniega en el teatro Libertad de Villa Carlos Paz, donde también actúan Iliana Calabró y Virginia Gallardo, junto a los cantantes y bailarines Flavia Pereda, Nicolás Armengol, Mauricio Macu, Fer Avalle, Giselle Dufour, Nacho Gonatta y la maga Dolly Kent.
El de Pachano es un music hall que cuenta la historia de la familia disfuncional con gran despliegue en baile, vestuario y escenografía. "La obra y la historia es una excusa para pasar por todas las décadas musicales, ya que se cantan canciones populares de películas, de obras de teatro y del «Club del Clan». Es una puesta para toda la familia, quizá lo más familiar que hice y aunque no es un infantil, los chicos se van a divertir", agregó.