viernes, 21 de julio de 2017
Exclusivo de PrimiciasYa.com

Nicolás Paladini a Polino: "Tendría que estudiar un poquito más para poder evaluarnos"

El periodista y jurado del Bailando 2017 le puso un cero a Rocío Guirao y Nicolás Paladini y ellos se enfurecieron.

Rocío Guirao Díaz y Nicolás Paladini tuvieron anoche como invitado a Rulo de CQC. El matrimonio cumplió la promesa de traer picada y Rulo bromeó sobre las ocasiones en que estuvo cerca de entrevistar a Marcelo Tinelli.

Luego de la performance, llegaron las devoluciones y hubo escándalo. El tenso momento se produjo con el voto de Marcelo Polino, quien le bajó el pulgar a Rulo: "Mucha onda, pero sólo puede bailar en un cumpleaños. No estaba a la altura de este show", sentenció, y les puso cero.

"Dejé todo, Marcelo", se quejó Rulo ante Tinelli. "No se trataba de traer al mejor bailarín sino a un amigo", argumentó Rocío Guirao Díaz. Luego agregó: "Es una falta de respeto total, porque yo bailé, y aunque sea me merezco un punto". Enojados por el puntaje, Rocío y Nicolás le pidieron explicaciones a Polino, pero el periodista se mantuvo firme en su posición: "Cambiaría el invitado y ensayaría triple turno en el lugar de ustedes", dijo.

"Esto es cualquiera, yo soy la famosa y me bailé todo, merezco algún punto", insistió Rocío. "Los respeto como familia, pero el hecho artístico me pareció un cero", contestó Polino. "Cero es como si no hubiéramos venido", siguió quejándose Rocío, pero el integrante del jurado no cedió.

PrimiciasYa.com habló con Nicolás Paladini, quien se refirió a la polémica devolución que les dio Polino: "La verdad es que en el momento me calenté. Sé que todo es parte del show, pero un cero me dio a demasiado despectivo. Lo que Polino quería lograr era esta reacción mía. Ya la vez pasada había pasado lo mismo cuando me había puesto un uno, pero nos habíamos quedado en el molde porque era una de las primeras galas. En esta oportunidad se la retruqué para saber qué es lo que le gusta para poder corregir. Pero no supo responder en el momento y tampoco supo explicar técnicamente con sus palabras que era lo que no le gustaba. Quizás tendría que estudiar un poquito más para saber realmente lo que quiera decirnos y poder evaluarnos".

"Además es una falta de respeto decirnos que no le gustaba nuestro invitado y que tendríamos que cambiarlo. Rulo puso lo mejor de sí y le salió perfecta la coreo, que se la aprendió en una semana. Pero esto es así, y si Polino quiere truco le vamos a dar retruco", finalizó.

Embed