jueves, 03 de marzo de 2016
COMO NUNCA LO ESCUCHASTE

Nicolás Cabré, a corazón abierto: impresionante anécdota de su papá taxista

El actor dio una entrevista radial a “Perros de la calle” y se refirió a su infancia. Se emocionó al hablar de su papá fallecido y contó cómo vive cierta persecución mediática. Además, su relación con la China Suárez y qué significa su única hija hasta el momento, Rufina. Los audios.

Nicolás Cabré estuvo en los estudios de Metro 95.1, para charlar con Andy Kusnetzoff en “Perros de la calle” sobre diversos temas que no suele referirse el joven y a la vez experimentado actor.
En un momento de la nota, el galán recordó su infancia y a su padre, y no pudo contener las lágrimas. Una postura poco habitual en el actor.
“Fui a trabajar un día con mi viejo, que era taxista. Yo iba agachado para que la gente se suba. Yo tendría 10, 11 años. Es durísimo, a las cuatro horas no aguantaba más”, arrancó su relato.
Y llegó la emoción: “Mi viejo era lo más grande que hay. Si bien yo supe quién era él, tenía una vida muy rica más allá de lo que él era. Emanaba mucha alegría. Cuando mi papá muere, yo estaba adentro del lugar y cuando salí vi una nena de 12 años llorando. Pregunté quién era y era una nena que jugaba con él, hija de unos vecinos. Eso era mi viejo”.
“Se le caía la baba conmigo. Él me llevaba y me venía a buscar al teatro. Vio todas las funciones y no me lo decía. Disfrutaba viéndome cómo me realizaba o cómo cumplía objetivos”, agregó.
“Tengo la suerte de haber tenido la familia que tengo. Así como yo no veía la plata, ellos no la tocaban. Ellos cobraban y yo no tenía idea. Juntaban plata para que yo me compre un departamento, cosa que ellos nunca pudieron. No me pedían nada”, manifestó sobre sus padres.
Y cerró la historia: “Una vez sola necesitaba que lo ayude y me lo pidió llorando. Eso aprendí y eso viví toda mi vida. No les interesaba que les vaya bien por la plata, sino por la realización de lo que me pasaba”. Escuchá la historia contada por él mismo:
Por otro lado, también dejó sus declaraciones sobre su vida privada, la China Suárez (su ex) y Rufina, su única hija y gran amor de su vida.
“No tengo redes sociales, no tengo nada. No me llaman la atención los comentarios. Gente cercana me cuenta igual, me van llegando las cosas. A veces me llegan cosas y le pregunto a la China. Ella me va informando”, confesó.
“Siempre tuvimos claro que la prioridad era nuestra hija. Es lo único que importa. Nosotros somos los papás y tenemos que hacer todo para que sea feliz. Por suerte tenemos una relación divina, en muchas cosas no estamos de acuerdo, pero siempre hablamos”, amplió en su discurso.
Y para finalizar, explicó: “Rufina sabe quiénes somos, no hay que explicarle nada. Es la mujer de mi vida, estoy absolutamente enamorado. Vivo y descubro sonrisas y sentimientos que yo no tenía, que no podía capturar”.
El audio: