martes, 23 de junio de 2015
momentos difíciles

Moria Casán y la recuperación de Sofía: "En épocas que no eran buenas, lo único que hacía era rezar"

La diva pasó por Intrusos y se refirió a la etapa de adicción que atravesó su hija. Mirá lo que dijo!

El pasado marte, Sofía Gala Castiglione, hija de Moria Casán, contó por primera vez el drama que vivió por el consumo de drogas y confesó que hace un año y medio que está recuperación. “El día que entregaba a mi hija con su papá, hacía cualquier cosa”, señaló.  
Este martes, en Intrusos, Moria, habló de la abrupta confesión de su hija y contó su propia versión de aquella etapa: 
"Lo cierto es que cuando iba a su casa en épocas que no eran buenas, lo único que hacía era rezar para tratar de habituarme a esa cosa que me era tan lejana. Llegaba y decía 'Dios mío, ayudame a que todo esto me sea orgánico'. Por las cosas que veía, que no era un desastre, no había alguien inyectándose, botellas vacías ni lo que se supone que debe ser una cosa caótica. No, lo que veía era una vibra extraña y no reconocía a Sofía. Estaba con sus amigos y me parecían todos raros", reveló Moria.
Y continuó: "Lo único que hacía era escapar. No tenía ni llave, hasta que logré hacerme un juego de llaves. Un día lo necesitó y le alcancé las llaves. Yo sabía que algún día iba a necesitarlas".
Más tarde, Moria opinó sobre el momento que Sofía se alejó de los medios: "Creo que hizo el click cuando, con 15 años, tuvo que venir a defender su relación con el novio de 40 años. Esa relación se terminó y la vi a ella explicando por qué, creo que se quedó con eso y decidió no mostrar más su corazón”, dijo.
"Un día que estaba en crisis, vino a mi programa del bus, que salía por canal Magazine, me dijo 'como me di cuenta de que mi papá era tan borracho, pensé que algún vicio yo tenía que tener'. Me lo dijo y me quedé muda, ella estaba como enojada", relató después.
"Supongo que tengo muchas equivocaciones como mamá, pero siempre me planteé la libertad. Siempre la sobrevolé como helicóptero. Hay que aprender a administrar la libertad, como la energía, es un trabajo arduo que tenemos las dos desde chicas. No me planteé dónde estuve, porque siempre estuve, nunca dejé de estar. Ella eligió irse de casa a los 16 años y yo se lo permití", concluyó Moria.
 No te pierdas el video de esta nota.