miércoles, 01 de abril de 2015
Insólita confesión

Mónica Antonópulos: “No puedo dejar de verle la cola a Susana Giménez”

La actriz de “Piel de Judas” estuvo esta tarde en Intrusos y habló de cómo es trabajar junto a la diva. Sus declaraciones. 

Mientras brilla en su personaje en Piel de Judas, Mónica Antonópulos contó cómo es compartir el escenario con Susana Giménez en el teatro Lola Membrives, con dirección de Arturo Puig y aseguró que no le fue nada fácil componer su personaje, ya que mantiene una disputa con el de la diva.
"Estoy contenta de trabajar con Susana, este proyecto requiere mucho trabajo. El teatro es un estadio, te va cargando el ruido y uno tiene la suerte de tener el público de Susana que es súper divino, vienen a disfrutar, bien predispuestos, generosos", señaló Antonópulos esta tarde en Intrusos.
Mónica explicó que su personaje es el de una periodista un tanto cínica que siempre se enamoró de hombres casados y que por eso entra en una suerte de competencia con el personajes de Susana, en la que el trofeo es Grimau: "La obra es divertida pero tiene una profundidad en lo que tiene que ver con esta disputa".
Con respecto a cómo es trabajar junto a Susana, destacó: “Ella es muy generosa y muy inteligente. No compartimos mucho porque no hay demasiado tiempo entre función y función, pero siempre hay buena onda entre todos y ella está llena de energía positiva”.
Pero lo más llamativo de la charla fue cuando dijo que “no puedo dejar de verle la cola a Susana en los ensayos, no puedo creer el cuerpo que tiene. El otro día se lo dije. Tiene un lomazo y está flaquísima. Con todo lo que está trabajando va a quedar un fideo”.