miércoles, 18 de mayo de 2016
En julio

Mike Tyson viene a contar su historia en el Luna Park

El 6 de julio se presentará con su unipersonal "Undisputed Truth": el ex campeón mundial de los pesados relata su apasionante historia de vida.

El boxeo, para Tyson, fue siempre una cuestión de vida o muerte. Creció sin un padre, rodeado por personas que le expresaban su amor con golpes y en un entorno callejero en el que era blanco de las burlas de los chicos mayores. Pero pudo encontrar gracias al boxeo, la vía de escape que le permitió ser, con sólo veinte años, campeón mundial de peso pesado.
Pero ser campeón le trajo problemas. Tantos, que Tyson terminó yendo a la cárcel, de donde salió con un único deseo: el de escribir sus memorias y dar forma a una biografía marcada no sólo por la miseria y el boxeo, sino también por la fama, por el dinero, por las drogas y las mujeres.
UNDISPUTED TRUTH
Llega en vivo al escenario, sin tabúes. El icono de los deportes emociona al público con historias no contadas de la vida real, la tragedia y la agitación pública, mientras se desarrolla su historia de triunfo y supervivencia. En un encuentro cercano y personal con imágenes y vídeos, Tyson proporciona viñetas cautivadoras de su vida, sus experiencias como atleta profesional y controversias en el medio. Es realmente crudo y eléctrico en su forma más pura.
La vida de uno de los boxeadores más famosos del mundo ha transcurrido entre calles bravas, cuadriláteros, juzgados, escenarios y tabloides. Por eso Mike Tyson, dos veces campeón de los pesos pesados, vive hoy a la sombra de su pasado tortuoso. A veces "capullo", a veces “imbécil”, a veces “arrogante”, casi siempre “más loco que valiente”, el púgil más joven de la historia en conseguir un título mundial, reconoce en su autobiografía, “Toda la verdad” que, durante mucho tiempo, ha sido “un tipo ignorante, furioso y amargado que debía madurar mucho.”
Con sinceridad y sin tapujos, el hombre que ahora dice ser vegano recuerda también el acontecimiento por el que quizá es más conocido: la pelea en la que le arrancó de un mordisco un pedazo de oreja a Evander Hoyfield. Han pasado casi 20 años desde entonces y cuenta que si aquella vez mordió, arrancó el trozo de oreja y lo escupió en el ring, lo hizo como respuesta a los cabezazos con los que Hoyfield le abrió una ceja. Después de perder, tuvo que pagar tres millones de dólares de multa, le retiraron la licencia para pelear en el Estado de Nevada y se refugió en las drogas y el sexo para soportar la lapidación social que le cayó encima.
El hombre que llegó a creerse la reencarnación de Alejandro Magno cuenta que comenzó el siglo XXI con su fortuna dilapidada por los excesos y arrastrando un par de divorcios escandalosos. Agrega, eso sí, que un día de 1988, poco antes de que concluyera el proceso de su primer divorcio, sorprendió en la cama a su todavía esposa, la actriz Robin Givens, con el actor Brad Pitt, a quien no le partió la cara porque el actor “vivía de ella.”