lunes, 20 de febrero de 2017
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

Matilda Blanco: "Me defendía como podía, estoy con muchos moretones"

La asesora de imagen dialogó en exclusiva con PrimiciasYa.com sobre el violento episodio que vivió el jueves por la noche en la puerta de su casa.

Por Luciano López L. / lopez.luciano@primiciasya.com / @lucianolopez25

Matilda Blanco fue víctima de un violento episodio en la puerta de su casa en la noche del jueves alrededor de las 21 horas.

En diálogo con PrimiciasYa.com habló sobre el mal momento que pasó: "Yo llegaba a mi casa con un taxi. Veo que estaban una señora con un chiquito en la puerta. Me bajo y le digo si podían dejarme entrar a mi casa. Me dice: Momentito, no hay apuro. esto es público. Ahí le digo que esto es el frente de mi casa y es privado. Había una cosa muy agresiva de ella. Espero y me dice: entrá, y no se movía de la puerta.

"Cuando le digo por favor dejame entrar, me toca e hombro, me saca la cartera y me pegó con la cartera en mi cabeza y yo tenía la computadora adentro. No me quería dar la cartera y tironeamos y me empieza a pegar. Estoy con muchos moretones, me pegó en el brazo, la espalda y la cabeza", agregó.


"Empecé a pedir auxilio y no salía nadie, nadie escuchaba. Ella me volvió a gritar, pegar y en un momento le digo: cómo le haces esto a tu hijo. Ahí el nene me dice algo como haciéndome burla. Se ve que el estado de la madre lo tenía súper naturalizado. Ahí le digo: no me pegues más, déjenme entrar a mi casa... Me defendía como podía. Nunca solté la llave de la mano. Se da vuelta y me dice: insultaste a mi hijo y me siguió pegando".

"En un momento cruza un hombre y él le dice qué te paso: esta mujer insultó a mi hijo, le responde ella. Algo que era mentira. Ahí cuando ella cruzó me metí en mi casa y cerré con llave. Puse la alarma y llamé al 911. Me senté en un sillón a llorar. Fue terrible. Me sentía tan mal que no me podía mover. El viernes fui a trabajar y no podía ni hablar. El fin de semana me encerré en casa, no salí, recién hoy salí para ir a trabajar", cerró conmovida Matilda.