sábado, 02 de mayo de 2015
escándalo

Malena Guinzburg pidió que Sofía Gala le pegue a Vicky Vannucci y Garfunkel salió a contestarle

Anoche, mientras las panelistas de El Debate de Gran Hermano volvían a trenzarse en una discusión, la hija del recordado Jorge Guinzburg le echaba nafta a la situación a través de Twitter. ¡Mira el escándalo que generó!

El Debate de Gran Hermano se va calentando más cada noche y sus panelistas le ponen pasión a sus pareceres. Durante el envío, se torna casi imposible algún cruce entre ellos y las discusiones movilizan a los espectadores.
Este parece haber sido el caso de Malena Guinzburg, quien anoche, mientras Sofía Gala y Victoria Vannucci volvían a cruzarse por segunda vez consecutiva, la hija de recordado Jorge Guinzburg incitaba, desde Twitter, a la violencia.
A través de la red social, la petisa pedía que Castiglione "le pegue una buena piña" a Victoria Vannucci. El texto del tweet se completa de la siguiente manera: "sí, sé que estoy incitando a la violencia!".
Pero las cosas no quedaron ahí, Maías Grafunkel, esposo de Vannucci, salió con los tapones de punta a contestarle a Malena.
“Que una persona incite a la violencia sólo por pensar diferente me hace sentir vergüenza de lo que sos Malena Guinzburg”, disparó.
Y Malena respondió: “Si no me puedo excusar en la palabra humor no tengo nada para decir. Para mí lo es, aunque te parezca un mal chiste”.
Por su parte  Garfunkel recordó el pasado de Vannucci: “No te vayas a escudar bajo la palabra humor, ya que Victoria Vannucci vivió en carne propia la violencia y no hay nada de humor en eso”, sostuvo. Y agregó: “Sos una gran mentirosa, ya que dijiste que incitabas a la violencia. Por lo menos tené ovarios para bancártela”.
“Que una persona incite a la violencia sólo por pensar diferente me hace sentir vergüenza de lo que sos Malena Guinzburg”, contestó enojado, Garfunkel.
Pero Malena fue por más y se defendió: “Los tengo, pero si no entendés que puede haber humor en un comentario creo que no tenemos mucho más que hablar”, dijo.
“Si tuvieses la grandeza que alguna vez tuvo tu padre, pedirías perdón. El jamás hizo humor con el sufrimiento ajena”, tiró Garfunkel.
“Tengo que decirte algo: ¡no soy mi viejo! Por si no se sabía... Y él estaba orgulloso de mí y de mi humor”, concluyó Malena.