lunes, 06 de marzo de 2017
su testimonio

Maju Lozano: "Mi papá tenía picos de violencia altísimos"

En el marco de la campaña #TerminemosConElMachismo impulsado por la revista "Susana", la animadora reveló el drama familiar que vivió durante su infancia. Mirá el video.

En el marco de la campaña #TerminemosConElMachismo, impulsada por la revista "SusanaMaju Lozano, al igual que otras figuras del ambiente, dio detalles sobre un drama familiar que marcó su infancia. "Mi papá tenía una enfermedad psiquiátrica muy muy grave donde tenía picos de violencia altísimos. Entonces sé convivir muy bien con la violencia".

Y agregó: "Si vos estás acostumbrada en tu casa a que tu papá te levante la voz y creciste en una casa donde este tipo de violencias estaba permitida y admitida, y donde era natural, después obviamente esa situación te va a parecer normal o cotidiana con una pareja".

"Entonces cuando uno creció en un ambiente violento, una mínima situación y yo saltó como leche hervida. Ahora, la vara para conmigo la tengo altísima. Me tienen que agredir muy fuerte para que yo lo sienta como violencia. A mí que un tipo me diga "no seas boluda", al lado de alguna mano floja de mi viejo o de algún grito, me parece un juego de niños. Cuando uno recibe violencia por parte de su papá, en algún lugar vos crees que es como te merecés que te traten", continuó.

"Cuando vos permitís en tu casa que un hijo te diga 'tonta', o que te conteste mal o que tu marido te diga 'inútil' o que tu marido te menosprecie, que te mire mal o simplemente desvalorice lo que vos decís, si vos estás hablando con tus hijos y tu marido está al lado y les hace cara como 'tu mamá está loca, está nerviosa', todo el tiempo te está desvalorizando. Ese trabajito creo que mañana se puede convertir en una cosa peor, por eso tenemos que estar atentas", remarcó.

Finalmente, Maju concluyó con un mensaje de concientización para todas las mujeres: "Nadie tiene el derecho de hacer sobre tu persona absolutamente nada que te hiera desde lo verbal hasta lo físico. Una palabra horrible o un destrato en voz baja puede llegar a herir más que un golpe, porque al golpe nos podemos defender. Ante el 'sos una inútil' es más difícil defenderse".

Embed