miércoles, 24 de junio de 2015
Enamorados

Maglietti y Jonás en Miami: "Nuestro amor superó todas las pruebas"

La modelo y el futbolista se fueron a la costa estadounidense en unas cortas vacaciones que están compuestas por solo cinco días. Allí, dieron rienda suelta al amor. Las fotos.

Alejandra Maglietti vive un presente perfecto junto al futbolista Jonás Gutiérrez y exclama: "Es hora de festejar, de celebrar este tiempo de amor y salud que vivimos hoy. Nosotros disfrutamos a full cuando estamos juntos. Estuvimos un mes y medio sin vernos, y ahora queremos aprovechar cada instante. Por eso decidimos tomarnos cinco días, alejarnos de Buenos Aires y venirnos a Miami los dos solos. Mientras Jonás estaba en Inglaterra, planeé y organicé nuestras primeras vacaciones en la playa”.
“Nuestro amor superó todas las pruebas. Es por eso que decidimos casamos en 2016”, agregó la modelo y conductora de 29 años en una nota para la revista Gente.
La historia de Jonás y Alejandra aún no cumplió un año, pero cuenta con varias superaciones. Primero, él tuvo que someterse a un tratamiento contra un cáncer de testículos, y ella lo acompañó incondicionalmente a lo largo de su recuperación.
Más tarde tuvieron que sobrevivir a un amor separados por 15 mil kilómetros: el futbolista tuvo que volver a Inglaterra para reincorporarse al Newcastle, y la modelo se quedó en Buenos Aires por sus obligaciones laborales (en La noche de C5N, Show sobre ruedas y Bendita).
Pero con garra, todo se puede. “Quedé libre del contrato inglés y todavía no sé dónde volveré a jugar, aunque creo que por un año más voy a seguir en Europa. Este amor parece estar destinado a la distancia”, contó Jonás quien, después de su enfermedad, volvió en un excelente nivel, al punto que con un gol suyo, el Newcastle se salvó del descenso.
“Yo lo extraño mucho. Por eso siempre duermo con su camiseta del Newcastle. Ahora voy a tener que cambiarla... ¡Todavía no sabemos cuál me va a hacer usar! No lo voy a presionar en la elección del club... Aunque a mí me gustaría que se quede en la Argentina, porque lo extraño y por mi fobia a volar. Pero lo veo tan feliz jugando que ni pienso en los aviones. El amor que sentimos se lo banca todo”.
Fotos: Gente