miércoles, 12 de julio de 2017
conmovedor

Luisana Lopilato habló con Susana: "Lo único que me sacó adelante fue la fe"

Entrevistada por la diva, la actriz se refirió al proceso que le tocó vivir en medio del cáncer que padeció el pequeño. "Dejamos todo por nuestro hijo. Estas cosas te hacen dar cuenta que lo más importante es tener fe y estar fuerte".

Con tan solo 3 años, Noah luchó y venció en la batalla más dura que le pude tocar a un niño. El 4 de noviembre pasado le diagnosticaron cáncer y debió iniciar un complejo tratamiento contra la enfermedad.

El 2 de febrero, luego de una operación, llegó la mejor noticia, los últimos estudios médicos indicaron que el pequeño había superado el cáncer. "Noah está libre del cáncer", fue el mensaje de texto que enviaron los integrantes más íntimos de la familia.

Finalmente, Susana Giménez viajó especialmente a Canadá para hacer una de las entrevistas más esperadas de los últimos tiempos.

"Para cualquier padre es devastador enterarse de una noticia así. Fue muy fuerte todo. Todo nos llegó, todas las oraciones y los llamados. Lo único que me sacó adelante es la fe, desde el primer momento. Había que estar positiva y dejar a Dios que hiciera lo que estaba haciendo. No hubo semana en la que no fuera a la iglesia. Todas las noches pido fuerza para seguir adelante", comenzó diciendo Luisana.

"Yo estaba filmando Los que aman, odian y le agarró una gripe. Me habían dicho que tenía paperas, que se le inflamó una glándula. Su pediatra justo no estaba en la Argentina. Me dijeron que no había que darle medicamentos. Dos días después, cuando llegó su médica, me dijo que esto no le parecía paperas, que parecía una infección. Al día siguiente se le fue eso", agregó.

Y continuó: "Cuando le hicieron la ecografía me dijeron que le encontraron algo en la panza. Ese día tomé la decisión de tomarme un vuelo. Michael estaba en una entrevista muy importante en Inglaterra, estaba presentando su disco".

"Sin decirle nada a Michael me tomé el avión. Lo llevé al hospital apenas llegué. Tenemos un oncólogo amigo que no atiende chicos, pero lo vio y le pareció que no era nada. Fue de Dios, no sé cómo explicar. Sin esa ecografía nadie se daba cuenta. Dios puso a los médicos indicados y la fuerza en sus manos. Dejamos todo por nuestro hijo. Estas cosas te hacen dar cuenta que lo más importante es tener fe y estar fuerte, que vas a salir adelante. Todos los días venían superhéroes a visitarlo. El amor y la familia fue indispensable. Nos hizo más fuertes", concluyó al respecto.

Mirá el video!

Embed
Embed
Embed