viernes, 17 de junio de 2016
El debate

Los chicos discutieron por la prueba semanal y en La Casa ardió Troya

Un desacuerdo en el presupuesto apostado generó un escándalo donde todo casi vuela por los aires.

La casa está que arde y hay tensión entre los participantes. Esta vez, la discusión se originó cuando para la prueba semanal denominada La Llamada, los chicos habían acordado apostar el 50% del presupuesto, pero al ingresar al confesionario, Matías P. y Mauricio, decidieron apostar el 60%.
Finalmente, Gran Hermano anunció que los hermanitos habían fracasado en la prueba y el escándalo reinó dentro de la casa cuando Matías P. y Mauricio casi se van a las manos.
No te pierdas el video de esta nota.