miércoles, 25 de febrero de 2015
Todo desmentido

La hija del cantante de Los Nocheros se quebró y asumió que mintió sobre su secuestro

El presunto secuestro de Constanza, una de las hijas del nochero Rubén Ehizaguirre, fue descartado por la propia joven de 15 años ante las autoridades, quien se "quebró" cuando prestó declaraciones sobre el hecho que la mantuvo sin paradero por ocho horas.

El presunto secuestro de Constanza, una de las hijas del nochero Rubén Ehizaguirre, fue descartado por la propia joven de 15 años ante las autoridades, quien se "quebró" cuando prestó declaraciones sobre el hecho que la mantuvo sin paradero por ocho horas.
La chica le había contado a su padre que este martes por la mañana fue llevada por la fuerza dentro de un auto, cuando llegaba a sus clases de danzas clásicas en Palermo. Tras retenerla varias horas, los presuntos delincuentes la arrojaron del coche en marcha, en el partido bonaerense de Escobar.
Según trascendió, la menor se negaba todo el tiempo a contestar el interrogatorio al que era sometida, hasta que se quebró y contó toda la verdad. "Fingí el secuestro porque no quiero estar con mi mamá y quiero volver a Salta", afirmó la adolescente.
De esta manera, la fiscal de turno baraja la hipótesis de que el origen de la desaparición de la joven responda a un conflicto intrafamiliar. Al momento de su desaparición, la joven declaró que fue lastimada, pero dejó entrever un conflicto con su madre antes de partir de su casa.
"Está golpeada, asustada. Me voy a enterar de todo ahora, fue todo muy repentino. Ella está bien. Sabían quién era, por eso la golpearon, trataron de sacarle más información", dijo ayer Rubén Ehizaguirre a la prensa.
Desde la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°43 se emitió un comunicado donde se aclara que la joven Constanza María "si bien en un primer momento relató que habría sido privada de la libertad, luego en presencia de personal de la UFI descentralizada de Escobar, la chica sostuvo que por propia decisión no había concurrido al instituto de danzas y que por sus propios medios se había dirigido a la localidad de Escobar, ello debido a un conflicto familiar".
Pasado el mediodía del martes, al constatarse la ausencia de la menor a sus clases de danzas, la madre efectuó la denuncia en la Comisaría N°31, que dio intervención a la Fiscalía de turno, que investigó el caso como "averiguación de paradero", dándose intervención a la División Delitos contra Menores y a la brigada de la Comisaría 31°. (Infobae)