jueves, 06 de julio de 2017
EXCLUSIVO DE PRIMICIASYA.COM

La Bomba Tucumana le contestó a Karina Crucet: "Tengo una carrera, no soy un cuatro de copas"

"No soy una cuatro de copas, digo lo que pienso", manifestó la cantante tropical en charla con este medio. Además, desmintió que vaya a renunciar al "Bailando 2017".

En los últimos días, se dijo que Gladys la Bomba Tucumana estaría pensando abandonar el "Bailando 2017" debido a un cruce de palabras que tuvo con Lía Crucet y Karina, su hija, de quien dijo desconocer su discografía.

PrimiciasYa tuvo la oportunidad de dialogar con la intérprete de "La pollera amarilla" y afirmó: "Dije que estaba cansada de estar sufriendo, que no me gusta, no es mi esencia ni mi perfil. Nunca ha sido lo mio pelearme con la gente. Después de tantos años de vida artística no quiero boludear. Nada que ver lo de la renuncia, me gustan los desafíos, por eso lo acepté".
"Soy una mujer inteligente, hace muchos años vivo de la música, el programa de Tinelli es una linda pantalla que me puede servir para estar vigente. No me falta trabajo con mis shows. Le tengo mucho aprecio a Marcelo, lo amo profundamente, se ha portado muy bien siempre".
Amplió: "Simplemente no entiendo a la gente que va a sentarse para hablar de otra persona. De casualidad salió el nombre de ella. No porque yo lo tenga en mi mente... Me preguntaron, fui a hablar de mí, no de nadie, no tengo ningún escándalo ni ningún pasado oculto. Soy pura y honesta".
"No le debo nada a nadie, vivo como una mujer normal. Hay gente mala que quiere opacar mi momento. La movida tropical está muy desunida y me duele. No soy la única que está en el Bailando. Hay 5 o 6 cantantes de la movida, no entiendo el ensañamiento conmigo".
Para cerrar, Gladys subrayó: "Tengo una carrera, no soy una cuatro de copas, y tengo autoridad para opinar de todos con respeto, incluido de Karina, la hija de Lía Crucet. No entiendo su enojo, no conozco su discografía, no tiene porqué ofenderse, no soy nadie. Si ella llena bailes como dice, va a seguir laburando. Como yo, que tengo mi agenda cubierta hasta enero. Cuando siento algo, lo digo. No soy hipócrita".