miércoles, 02 de agosto de 2017
Exclusivo de Primiciasya.com

Karen Reichardt: "Tener un hijo no tiene por qué arruinarte el cuerpo, es algo natural y hermoso"

La conductora y exmodelo dialogó con este medio sobre la selfie que publicó en su Twitter mostrando su cuerpo luego de dos embarazos. Además, habló de las críticas que sufrió en las redes Gloria Carrá por verse muy flaca.

El lunes por la mañana, Karen Reichardt sorprendió a sus seguidores en Twitter con una selfie casi desnuda, donde muestra que si una mujer se cuida, puede conservar su cuerpo luego de uno o dos embarazos, como es el caso de la animadora.
Embed
PrimiciasYa se contactó con la exmodelo para que nos cuente cómo vive la exposición de su cuerpo y realizó este análisis: "Hice la foto porque hay una cosa impuesta de que los embarazos arruinan el cuerpo. Fui por ese lado. Por supuesto que hay mujeres que si no se cuidan, van a tener otro tipo de resultados. Con mi primer hijo engordé 24kg y con el segundo 14kg. Pero toda mi vida tuve el ejercicio de cuidarme".

Sobre la polémica de Luciana Salazar, quien subrogó un vientre, dijo: "No tiene por qué arruinarte el cuerpo, que no se ponga de moda eso de 'no tengamos bebés en la panza porque te arruina'. En EEUU es bastante frecuente que sea por un tema estético y es tremendo. No hay nada más hermoso. La que puede y tiene la suerte de llevar un bebé en la panza... Las personas que no pueden es otra cosa, no quiero mezclar como si me metiera con esas mujeres".

Karen se sumó a las declaraciones de Gloria Carrá, que comentó ser muy criticada en redes ya que los seguidores la veían "muy flaca". "Con respecto a lo que dijo Gloria, yo toda mi vida fui flaca. Me decían 'popotito' y era medio dramático. A la larga, la flacura es más fácil de llevar. Yo no lo sufrí. Salvo en la etapa de desarrollar cuando era demasiado flaca, pero después cambió", subrayó.

Para completar, la conductora dijo: "Me sorprendió mucho en esta foto, además de que no pensaba que iba a tener tanta repercusión, que muchas mujeres me preguntaron cómo hacía. Soy fanática de la salud, no de las cirugías. No me vuelvo loca, no dejo de comer cosas ricas. Me preguntaban qué me había puesto en el cuerpo para verme así y eso me gusta. Si uno se cuida, puede estar bien".