jueves, 24 de septiembre de 2015
ADIÓS A LAS GRABACIONES

Julio Iglesias anunció su retiro de las grabaciones en estudio: Los motivos de su decisión

"Es solamente porque no tengo un año y medio para estar en el estudio, son discos largos los que hago yo", argumentó el artista romántico en la presentación de su último material.

Julio Iglesias, a los 72 años, anunció que "México" será su último álbum de estudio. El cantante español dijo en conferencia de prensa en México que tomó la decisión ya que grabar en estudio le supone más de un año de trabajo, aunque se mantendrá en activo.
 
"Es la última vez que yo me voy a meter en un estudio de grabación. Este es el último disco en estudio que hago yo en mi vida", dijo Iglesias ante la sorpresa de los medios y los representantes de su casa disquera, Sony Music, que se reunieron la mañana del miércoles para conocer los detalles de su regreso discográfico al idioma español después de 12 años.
 
"Es solamente porque no tengo un año y medio para estar en el estudio, son discos largos los que hago yo", apuntó. "Es un trabajo largo y profundo y yo prefiero cantar en directo mucho más. Yo no me voy a retirar hasta que me retiren, sea la vida o sean las gentes".
 
El intérprete madrileño dijo que la razón por la que ha dedicado a México su última grabación obedece al amor a un país que le ha brindado muchas alegrías en casi 50 años, algunos de los cuales pasó largas temporadas en él.
 
"No creo que haya nadie en lengua castellana que haya escrito lo que han escrito los autores, los poetas y los músicos mexicanos", aseveró.
 
"Por eso ha sido un privilegio grande el atrevimiento que he tenido al cantar esta música como lo he sentido. Nació (su pasión por México) en el amor de mi madre a Jorge Negrete, de mis padres hacia la música mexicana y el amor mío", dijo un agradecido Iglesias, quien fue agasajado por un grupo de mariachis que le cantaron las tradicionales "Mañanitas" por su cumpleaños.
 
"México", que saldrá a la venta a nivel internacional el viernes, recopila 12 canciones de algunos de los compositores mexicanos más grandes, como José Alfredo Jiménez, María Grever, Juan Gabriel y José Ángel Espinoza "Ferrusquilla", grabados el sello de Iglesias, que le ha valido ser el artista latino más vendedor de la historia de acuerdo con Guinness World Records.
 
En el álbum destaca la inclusión de uno de los clásicos de Joaquín Sabina "Y nos dieron las diez".
 
"No creo que Joaquín (Sabina) al momento de escribir esa canción no se sintiera mexicano. La suya es una canción mexicana, incluso cuando se lo digo, le digo que estoy convencido que ese día que la escribió, él se sentía mexicano", explicó el español, que ya en 1976 había grabado su primer tributo al país con versiones de clásicos como "Cu cu ru cu cu, paloma", "María Bonita" y "Noche de ronda".
 
Iglesias reiteró en diversas ocasiones su gusto particular por las letras de José Alfredo Jiménez, a quien conoció en 1972 en el aeropuerto de la ciudad de Guadalajara. "No he visto escribir más simplemente y más profundamente a un autor en mi vida, en español, como José Alfredo".
 
El ganador del Grammy y varios Latin Grammy dijo que no es indiferente ante las crisis sociales y políticas que enfrentan España y México, e incluso recordó la desaparición de los 43 estudiantes en el estado sureño de Guerrero, un crimen que ha conmocionado dentro y fuera de México y para el que la ONU y otras instancias internacionales ha exigido una investigación transparente
 
"Para mí, en esta posición tan cómoda, con luces, con esta vida que parece a veces de novela, no es muy fácil hablar, pero así lo siento", dijo.
 
"Estoy pensando también en sus familias, estoy pensando en cómo reaccionas a la muerte de un hijo, un papá y una mamá, y sé lo complejo que es", dijo el intérprete.
 
"Pero no me hablen mucho de las penas de México, porque las penas son universales, háblenme del México lindo que canto al final del disco `voz de la guitarra, al despertar la mañana quiere cantar su alegría a mi tierra mexicana', que ese es el México que yo conozco", subrayó.
 
Su paso por México representa su reaparición pública tras una operación de espalda a la que se sometió hace un par de meses, como consecuencia de las secuelas del accidente automovilístico que lo dejó semiparalítico durante año y medio en la década de 1960.
 
"Tengo 72 años, sigo vivo, me duele todo, a veces; a veces no me duele nada, A veces tengo 20 años, a veces tengo mil años, pero mi corazón y mi cabeza entienden el porqué de lo que me ha pasado y es, la gente, los pueblos, el público. Lo que yo siento es un profundo agradecimiento por lo que me ha pasado en mi vida", dijo.
 
El astro español aseguró que quiere cantar tanto como sea posible. "Yo quisiera hasta los 150 años, pero he querido parar el tiempo tantas veces, y el tiempo nunca me ha hecho caso. Ojalá que Dios y la vida me den la fuerza suficiente para cantar hasta el último día de mi vida", apuntó.
 
Ofrecerá una serie de conciertos para promocionar su nuevo trabajo en diversas ciudades de México, que iniciarán el sábado en el Auditorio Telmex de la ciudad de Guadalajara, pasando por Querétaro, Mérida, Hermosillo, Puebla y la norteña ciudad de Monterrey.
 
Iglesias, considerado el artista latino más exitoso de la historia, ha cantado en más de 14 idiomas y ha ganado múltiples premios internacionales desde su incursión en la música, en 1968. Tiene una amplia discografía que incluye 80 álbumes con los que ha vendido cerca de 300 millones de copias alrededor del mundo. (AP)