viernes, 01 de septiembre de 2017
"Grande, maestro"

Julián Weich encontró a su hijo haciendo malabares en su semáforo y lo filmó

Un atractivo momento se popularizó en Twitter a raíz del posteo que realizó el conductor, cuando se encontró con Jerónimo, quien trabaja en las esquinas de la Ciudad.

Hace cuatro años que el hijo de Julián Weich, Jerónimo, decidió dejar sus estudios, el rugby y su casa para emprender una vida despojado de bienes materiales y partió rumbo al norte para recorrer América Latina.

Luego de un tiempo, el joven decidió volver a su país pero mantuvo el estilo de vida adquirido en el viaje: trabaja haciendo malabares en las calles de Buenos Aires.

El conductor televisivo filmó el momento en que desde su vehículo encontraba a su hijo justo en el semáforo donde él estaba detenido. "Mi hijo en la oficina jaja", escribió Julián junto a la grabación.

"¡Grande maestro!", fueron las palabras que grito Weich al pasar al lado de su hijo, quién no pudo contener una carcajada.
Embed