miércoles, 23 de septiembre de 2015
una buena

Horacio Guarany evoluciona y pasó a terapia intermedia

El músico, internado el viernes pasado en la Fundación Favaloro a causa de una descompensación cardiovascular, "evoluciona favorablemente y pasó a terapia intermedia", informó hoy a Télam su representante, Rubén López.

Emblema del folclore nacional, Guarany fue internado el último viernes a raíz de una descompensación cardiovascular y en las últimas horas su cuadro mostró una notable mejoría.
"Debido a la evolución que se dio entre ayer y el lunes los médicos decidieron su pase de terapia intensiva a terapia intermedia y se espera que en los próximos días pueda ser derivado a una sala común para después poder ir a su casa", indicó López.
"Guarany se encuentra de buen humor, charlando y haciendo chistes con los enfermeros", agregó su manager, quien además contó que el artista esta acompañado por su mujer Griselda y sus hijos.
Guarany, de 90 años, editó 57 discos solistas a lo largo de una extensa carrera artí­stica, que vio la luz en 1957 con el lanzamiento de su álbum debut homónimo.
Es el autor de canciones emblemáticas de la tradición folclórica como "Guitarra de medianoche", "Milonga para mi perro", "La guerrillera", "No sé por qué piensas tú", "Regalito" y, claro, "Si se calla el cantor", acaso su obra más popular.
Recientemente habí­a protagonizado "El grito en la sangre", pelí­cula que basada en su novela gauchesca "Sapucay" y dirigida por Fernando Musa, que marcó su regreso a la pantalla grande tras casi 40 años de ausencia.
Durante la década del 70 actuó en "La vuelta de Martí­n Fierro", de 1974, "Si se calla el cantor", de 1973, y "Argentiní­sima", dirigida por Fernando Ayala y Enrique Olivera en 1972.
Nacido en Las Garzas, provincia de Santa Fe, actualmente vive en una quinta cerca de la Basí­lica de Luján, hogar al que le compuso la canción "Romance de plumas verdes".