martes, 03 de mayo de 2016
El hecho sucedió en Tucumán

Griselda Siciliani pidió la liberación de Belén, la joven que tuvo un aborto espontáneo y quedó presa

La protagonista de “Educando a Nina” usó su cuenta de Twitter para brindar un compromiso con la liberación de la joven tucumana. Este es el mensaje que usó la actriz. 

El 21 de marzo de 2014 llegó a la guardia del hospital Avellaneda de San Miguel de Tucumán con una hemorragia vaginal intensa. Su madre la contenía en el paso porque le era imposible sostenerse sola. Las contracciones abdominales eran cada vez más fuertes, profundas, insoportables. El sangrado seguía su curso como una pesadilla eterna. Belén tenía 25 años y la cara desfigurada por los dolores. Claramente, el diagnóstico difería de un ciclo menstrual normal. Cursaba la semana 20 de un embarazo del que –insiste- no tenía idea. Belén estaba sufriendo un aborto espontáneo, perdiendo el hijo que ese mismo día se enteró que existía.
Aquella secuencia hoy la recuerda desde una celda de 2x2 en la que fue encerrada para resarcir su pecado. Hace exactamente dos años que la justicia tucumana la puso en prisión en busca de su redención. Lo peor es que deberá acostumbrarse, familiarizarse con la idea. Hace nueve días –precisamente el 19 de abril- los integrantes de la Sala III de la Cámara Penal de Tucumán (Dante Ibáñez, Néstor Macoritto y Fabián Fradejas) la condenaron a ocho años de cárcel por "homicidio doblemente agravado por el vínculo y alevosía". Ella –repite- desconocía su embarazo, confirma Infobae.com.
Hoy Belén sigue presa en una provincia cuyo poder judicial atrasa y no contempla la realidad de esta mujer y de muchas mujeres. El debate siempre se elude en un país en donde los derechos referidos a la condición femenina se circunscriben a las órbitas de los tabú o lo postergable.
Ante esto, la protagonista de “Educando a Nina” se sumó al pedido de liberación con una foto en su cuenta de Twitter que tiene un claro mensaje: