martes, 03 de enero de 2017
Ex Gobernador en la mira

Gisela Berger, la rubia que complica a Daniel Scioli en la causa por lavado

Migraciones le envió un informe oficial al fiscal en el que confirmó que Scioli voló a Cuba con la modelo Gisela Berger -su actual pareja- durante la campaña electoral.

El fiscal Álvaro Garganta, al frente de la causa por supuesto lavado de activos y fraude contra Scioli, hizo un pedido a varios ministerios de la provincia para que le manden expedientes con adjudicaciones de partidas y obras.

En el de Infraestructura buscan las obras que le entregó la gestión Scioli a Juan Carlos Mancinelli, presidente de Servicios Emiser SA, una empresa que se adjudicó trabajos de dragado en el Río Luján que nunca se concluyeron. Mancinelli aparece en varios de los vuelos sospechados de Scioli y sería familiar del ex DT del equipo de futsal Villa La Ñata en el que juega el ex gobernador.

Berger


Mancinelli ya venía siendo objeto de investigación en la causa de lavado por la construcción de unos paradores sciolistas en la costa atlántica. Y es el mismo que aparece nombrado en la investigación sobre facturas truchas que involucra a Juan Suris, que también le proveía un esquema similar a Lázaro Báez. En febrero, cuando termine la feria, la Justicia profundizará la investigación sobre la obra pública sciolista.

Berger


Además, Garganta le solicitó a la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) que le envíe un informe con el listado de personas que viajaron junto a Scioli en todos los vuelos de cabotaje que realizó en aviones privados durante la campaña presidencial. En ese mismo pedido instó al Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich -que controla a la PSA- para que agilice el trámite. La Justicia quiere saber si esos viajes electorales se pagaron con fondos públicos.

El 27 de diciembre, 4 días antes de la feria judicial, Migraciones le envió un informe oficial al fiscal en el que confirmó que Scioli voló a Cuba con la modelo Gisela Berger -su actual pareja- durante la campaña electoral.

Berger


El documento revela que para intentar ocultar la presencia de Berger la hicieron pasar como parte de la tripulación junto al piloto Gustavo Carmona. El viaje a Cuba, que era de campaña, fue pagado con fondos públicos y costó $ 1.460.065, según publicó Infobae.