viernes, 29 de septiembre de 2017
¡estos hombres!

Fabián Cubero explicó por qué lleva a lavar la ropa a lo de Nicole

Además, el defensor de Vélez se refirió al flamante novio de la modelo. Mirá lo que dijo!

Este jueves, en diálogo con Nosotros a la Mañana, Nicole- quien ya está a pleno romance con Facundo Moyano- fue consultada acerca de su relación con Fabián Cubero: "Fabián dijo que desde que está separado, lava, cocina, plancha, ¿era siempre así, en la casa, o tuvo que aprender?", le preguntó el notero del envío.

"Él está acostumbrado a vivir solo desde chico, lo hace siempre. Igual, a veces trae cositas para lavar en casa. Él le deja la bolsa a las chicas", reveló Neumann, tirando un evidente palito para su ex.

Pero luego, fue Cubero quien se refirió a las declaraciones de Nicky. Sin inmutarse, el jugador respondió: "Sí, cocino y lavo, no me queda otra. Igual, estoy acostumbrado. Me divierte limpiar.", arrancó a contar.

Y agregó, revelando el motivo de por se hace lavar la ropa en lo de Nicole: "Todavía no tengo el lavarropas y, cada tanto, les llevo la ropa a las chicas, en donde viven ellas, para que me laven", contó el Poroto.

Ya con la prendas limpias y bien almidonadas, Cubero habló de la relación entre la rubia y Facundo Moyano: "Es un tema de ellos, pero me parece bárbaro, que la pasen bien... A él no lo conozco. Pero a mí no me tiene que caer bien, le tiene que caer bien a ella. Se tienen que llevar bien ellos. Nosotros tenemos un vínculo cordial por las nenas, principalmente", disparó.

"Mi cabeza está en otro lugar en este momento. No tengo ganas ni ánimo, ni tiempo para ponerme en serio con alguien. Tengo ganas de enamorarme, pero no es el momento. Los tiempos, los duelos, los maneja cada uno. No hay una regla determinada para superarlos", concluyó. "Mi cabeza está en otro lugar en este momento. No tengo ganas ni ánimo, ni tiempo para ponerme en serio con alguien. Tengo ganas de enamorarme, pero no es el momento. Los tiempos, los duelos, los maneja cada uno. No hay una regla determinada para superarlos", concluyó.

Así, que, Fabián... ¡a comprar lavarropas!

Mirá!

Embed
Embed