martes, 05 de mayo de 2015
Exclusivo de PrimiciasYa.com

Escándalo: Daniel Osvaldo agredió a un fotográfo

El delantero de Boca habría sido el protagonista de un violento episodio en la vía pública. Este portal dialogó con Matías Luna, fotográfo de Paparazzi, quien fue la persona agredida. Enterate que pasó.

La llegada de Daniel Osvaldo, sin dudas, revolucionó a Boca. Con él, se sumó jerarquía en el plano futbolístico, considerando su experiencia en el fútbol europeo.
Y en este aspecto, hasta el momento su rendimiento alcanzó las expectativas, ya que convirtió seis goles (tres por la Copa Libertadores y tres por el torneo local) y se transformó rápidamente en un jugador fundamental para el Vasco Arruabarrena.
Sin embargo, el ex Huracán tiene un perfil de jugador polémico y poco profesional. Así lo marcan sus antecedentes en el 'Viejo Continente', donde tuvo muy buenos momentos, pero también contó con problemas fuera de la cancha en cada uno de los clubes donde jugó.
Y en Argentina, parece no ser la excepción. ¿Por qué? A la espera de los cruces ante el "Millonario" por los Octavos de Final de la Copa Libertadores, Osvaldo se mostró con una actitud poco profesional y que no está acorde a un futbolista de elite.
¿Qué pasó? En una tarde de relax, luego de un exigente entrenamiento matutino, decidió tomarse un tiempo para pasear por Puerto Madero. Y fue allí cuando fue fotografiado... ¡fumando un cigarrillo!
Luego de allí, llegó el escándalo con Matías Luna, el fotógrafo de Paparazzi que inmortalizó el momento. PrimiciasYa.com charló con el profesional, que detalló el episodio.
“Estaba siguiéndolo de Casa Amarilla a Lanús, donde vive la madre de él. Cuando bajó del auto le hago una foto y me ve. Ahí mismo me encara, insultándome y agrediéndome de mala manera”, relató.
Y siguió detallando: “Le dije que estaba en la vía pública, que se tranquilice… A todo esto guarde la cámara por las dudas. Me dijo que tenía un laburo de mierda, que laburaba por cien pesos. La charla se puso peor y le pegó una patada a mi auto y le abolló la puerta”.
“Lo agarro un vecino para tranquilizarlo, estaba sacado mal, sin necesidad. Hice la denuncia, esperé al patrullero y fui a la Comisaría N°2 de Lanús. Espero que la Justicia tome cartas en el asunto”, cerró el periodista, angustiado por la situación que protagonizó.