jueves, 25 de junio de 2015
Débil anímicamente

El peor momento de Daniel Osvaldo, apoyado por su amigo y compañero Fernando Gago

El delantero de Boca aún no sabe donde continuará su carrera: hay chances que vuelva a Italia (Lazio o Sampdoria) pero también podría quedarse en el club xeneize. Mientras tanto, el mediocampista le prestó un departamento suyo y lo ayuda para superar la depresión.

El futuro de Daniel Osvaldo aún está lleno de incertidumbre, porque el 30 de junio se termina su préstamo con Boca Juniors y deberá volver al Southampton inglés o renegociar su pase con otros clubes europeos que lo quieren (Lazio o Sampdoria, entre otros).
Pero el plano personal del futbolista está dañado luego de su separación de Jimena Barón y la lejanía de su hijo más chico Morrison.
Después de la ruptura, el futbolista debió buscar alojamiento y el primero que lo acojió fue su amigo y compañero de Boca, Fernando Gago, con quien supo forjar una gran amistad en la Roma, cuando jugaron juntos hace unos años, según informó Laura Ubfal.
El pasado domingo, el delantero celebró el Día del Padre en la casa de Raúl, su papá, junto a sus hermanas.
Por último, según la cuenta de Twitter @Anti_Boti, el sábado estuvo en el VIP del boliche Mute de La Plata y hay fotos con dos chicas caminando por la calle y la semana anterior se había visto una foto del jugador en Luján.