jueves, 21 de mayo de 2015
Diosa por las calles

El nuevo hobbie de Jazmín Stuart: es fanática del running

La hermosa actriz fue fotografiada corriendo por las calles de Buenos Aires en lo que respecta a la nueva actividad que realiza, además de ir habitualmente a clases de danza.

Mientras que la mayoría de los argentinos buscan una cámara y se lanzan de cabeza con tal lograr sus quince minutos de fama, Jazmín Stuart prefirió dar media vuelta y marcharse.
O mejor dicho: colocarse del otro lado de los flashes, donde más cómoda se siente, para hacer lo que le gusta. Hizo sus primeros trabajos en televisión “bajo presión” de su familia, según cuenta: “Andá a trabajar y aprendé un oficio”, le dijeron. Y no le gustó nada, tanto por los escasos tiempos de trabajo (casi no hay ensayo) como por la fama que viene en consecuencia. Hasta se enojó.
Entonces, luego de seis años, en 2003 la actriz decidió rechazar un trabajo detrás de otro para dedicarse a escribir. “Empecé a ser mucho más selectiva para llevar la carrera adonde yo quería, pero estuve muchos meses sin trabajar, muy sola”, recuerda, hasta que el teatro primero y el cine después le abrieron las puertas.
Hace algunas semanas, la cartelera cinematográfica cuenta con una película dirigida y guionada por ella, “Pistas para volver a casa”, con Érica Rivas y Juan Minujín.
Pero aunque no la muestre abiertamente, hay una vida privada para Stuart. Común y corriente. Casada y con un hijo, Manuel, sueña con ser mamá nuevamente.
Aficionada a la vida sana, hace un año dejó de comer carne (sólo pescado, a veces). Y mantiene una sana costumbre: salir a correr. “Me encanta”, confiesa Jazmín, quien también toma clases de danza porque –junto con el running– le otorgan “un equilibrio corporal y emocional”.