jueves, 21 de julio de 2016
momento emotivo

El llanto de Luifa al ver a su hija Lola

Minutos después de conocer que seguía en la casa, al cordobés le cumplieron el sueño y pudo darse el gusto de abrazar nuevamente en la pequeña Lola.

Tras llorar en el confesionario al admitir cuánto le dolía estar lejos de ella, Luifa pudo reencontrarse con su pequeña hija Lola, a quien no veía desde hacía más de tres meses.

Inmerso en una crisis que lo llevó a hablar con Gran Hermano para transmitirle lo que le estaba sucediendo, el cordobés tuvo un premio extra poco después de conocer que había superado la placa y que seguía en Gran Hermano.

El lugar del reencuentro entre padre e hija fue el SUM, que esperaba a ambos con una plaza armada para que pudieran jugar. Después, como para cerrar una noche muy especial, GH permitió que Luifa entrara con Lola a la Casa y les presentara al resto de sus compañeros.

Ya de vuelta en el SUM, Luifa también tuvo la oportunidad de reencontrarse con su madre, con quien también lloró. Por todo eso, la despedida no fue nada sencilla, pero al menos a esa altura el sueño ya estaba cumplido.

AMÉRICATV