lunes, 09 de octubre de 2017
exclusivo de primiciasya.com

Diego Maradona apelará la absolución a Alejandro Mancuso, su ex ayudante de campo

La Justicia dictaminó que Diego fue estafado pero la causa prescribió. El ídolo popular no se quedará de brazos cruzados. Enterate la información recopilada por este medio.

Si bien el abogado de Alejandro Mancuso aseguró que su cliente le ganó el juicio a Diego Maradona y que hará una contrademanda, la realidad es que el juez decidió absolverlo por prescripción del delito, lo que fue apelado por Matías Morla y el fiscal, y en su resolución el propio juez deja constancia que Diego fue estafado.

El representante legal del Diez dijo a PrimiciasYa: ""El juicio que quiere iniciar Mancuso es improcedente porque en el fallo el Juez deja constancia que Diego fue estafado. Una persona estafada no puede recibir un juicio en su contra".

En uno de los párrafos de la resolución, el Juez deja expresa constancia de que Mancuso falsificó la firma de Diego: "Se realizó una pericia caligráfica a través del Centro de Análisis Legal de Zhongtian y la conclusión que emitió el organismo fue que la firma de Diego Armando Maradona inserta en el Endorsement Agreement de fecha 29 de abril de 2010 no se corresponde a la firma de Diego Armando Maradona". Ese punto del fallo es el que el juez acepta la resolución de la pericia donde se acredita que la firma de Diego no fue hecha por él.
El fiscal, en su declaración de apelación de la absolución de Mancuso asegura, que el perjuicio de Maradona no se dio en el hecho de la firma sino mientras el videojuego que tenía su imagen estaba en el mercado por lo que pide no se extinga la causa.
"La maniobra delictiva cuya participación se le adjudica, al encausado, permiten sostener que el menoscabo económico sufrido por Maradona no se perfeccionó en un único instante sino a lo largo de un segmento temporal, determinando que culminó con el retiro del mercado del videojuego", dice textual en el pedido de apelación.
Ahora la Justicia deberá decidir si acepta la apelación y continúa con la causa. Lo que queda claro es que el juez logró reunir todas las pruebas que le permitieron constatar que la firma con la que Diego habría cerrado el contrato con la empresa japonesa para que su cara esté en un videojuego no fue hecha por él.
El litigio se genera porque el Juez toma como inicio de la causa el 2010 cuando se dio la firma. Pero Matías Morla y el fiscal aseguran que el daño fue posterior porque mientras el video estuvo en la calle a Diego no le dieron el dinero que le correspondía y es por eso la apelación.