jueves, 14 de abril de 2016
FUERTE

Despiden a una maestra por grabar y subir a las redes un video bailando reggaeton

Una docente de escuela primaria de 24 años fue echada de su trabajo cuando se viralizaron en las redes sociales las imágenes de un video filmado en las vacaciones. Mirá el video. 

Una maestra primaria mexicana de 24 años fue echada de su trabajo cuando se viralizaron en las redes sociales las imágenes de un video filmado en las vacaciones, en el que le bailaba el reggaeton a un juez.

Carla tiene dos licenciaturas, sabe inglés, italiano y español y, además, es docente, da clases de matemáticas, ciencias sociales y gramática en una escuela primaria. Pero un video en el que aparece bailando reggaeton en un concurso ?y que fue subido a las redes sociales- le cambió la vida: las imágenes fueron vistas por los padres de sus alumnos y desde la escuela la obligaron a renunciar.

La mexicana de 24 años -maestra en un colegio bilingüe de Ciudad Obregón, Sonora, y quien prefirió ser identificada sólo como Carla- estaba de vacaciones en Cabo San Lucas durante Semana Santa, cuando fue elegida como concursante de una competencia de baile. Dio sus pasos más atrevidos y le bailó a un desconocido que tenía el cargo de juez, apoyándole los pechos y luego la cola al ritmo del reggaeton.

El video fue subido a Facebook por la página del concurso, donde comenzó a ganar popularidad. "Sabía que había celulares, pero nunca imaginé que se hiciera viral e, independientemente de eso, no hago nada malo, es un concurso de baile, una cosa como esta no me define como persona; es mi tiempo libre y estamos en el siglo XXI, no es para asustarse, no estoy desnuda, ni teniendo sexo ni mucho menos drogándome o faltándole el respeto a nadie", contó la maestra a los medios mexicanos.

Cuando la docente volvió a Ciudad Obregón, el video ya era viral en su comunidad y en su entorno profesional. Al regresar al colegio la esperaba la directora junto con un abogado, quienes le notificaron de las quejas de padres que pedían una sanción por su "conducta inmoral".

La maestra asegura que el representante legal le sugirió que firmara su renuncia "para calmar las cosas", pero le prometió que volvería cuando se enfriara el problema.

"Honestamente no me dieron más opciones, me sentí presionada y atacada, no supe qué hacer más que firmar e irme de ahí lo más rápido que pude", afirma.

En el instituto escolar niegan esto y su subdirectora asegura que la joven renunció por "cuestiones personales".