miércoles, 04 de octubre de 2017
La historia detrás de la actriz

Celeste Cid a corazón abierto: sus adicciones, su familia y el amor

La protagonista de "Las Estrellas" es la tapa de la revista Gente. En una nota profunda cuenta sobre su pasado, presente y futuro.

No todos se animan a contar abiertamente una historia de vida. Por lo general la coraza que caracteriza al actor le impide abrirse ante la prensa y con cuestiones tan profundas.

No es el caso de Celeste Cid, protagonista de "Las Estrellas", quien es la tapa de la revista Gente de esta semana con una nota muy extensa donde revelas cuestiones privadas vinculadas al consumo de drogas.

"Yo sólo flaqueé un poco. En realidad, fue una hecatombe. Me perdí en el afuera, en los veintipico, ese lapso de crisis y rupturas. Y me desconecté de mí misma y de todo lo demás. Porque lo que viví no fue joda y rock & roll, sino el momento más triste de mi historia. Fueron tiempos de duelo. De "duelar" fantasmas personales y temitas familiares. Trabajo desde muy chica. Sí, crecí rodeada de cuidados y cariño, pero también obligada a pensar y a responder como adulto: con cargas horarias, comiendo en el auto entre la escuela y un estudio. La decisión era mía hasta ahí. Hasta que pesó", contó en charla con el semanario.
69561-ni-Celeste.jpg

Y agregó: "Uno siempre sabe cuáles son sus patas rengas. Sólo necesitaba enfrentarlas y poner orden. Cuando decidís sanar esos lugares, te das cuenta de que a cada persona de tu entorno le corresponde un pedacito de la pelota. No tiene caso entrar en detalles. Tuve padres maravillosos, que supieron acompañar muy bien algunos aspectos, pero otros no tanto. Como, de alguna u otra manera, le pasa a cualquier hijo".
69562-ni-Celeste1.jpg

No obstante, Celeste confesó que no siente vergüenza al hablar del tema: "Ya no me avergüenza. Al principio, cuando estaba internada (N.d.R.: En 2009, en una comunidad terapéutica, y en 2011, en un neuropsiquiátrico, por excitación psicomotriz), con lo jodido que implica esa enfermedad y extrañando mucho a mi hijo (que en su primera internación tenía cinco años), salía esquivando fotógrafos y autos que me seguían. Eran momentos de tener la mirada en el adentro; no quería que me invadiese cualquier otra. Con el tiempo, empecé a responder consultas de personas en las redes sociales o de amigos, que me preguntaban si tal o cual lugar me había funcionado. Y vi que mi testimonio era productivo. ¿Sabés? A mí me pasó algo particular con toda esta experiencia. Nunca me enganché con el lema del "sólo por hoy". No volví a despertarme repitiendo, "bueno, sólo por hoy...". No niego lo que viví, pero no voy a maquinarme con el tema. Siempre desafié a Cortázar y su frase "la verdadera cara la tenemos en la nuca, mirando desesperadamente para atrás".
69563-ni-Celeste2.jpg

Consultada si su amor con Michel (Noher, 34) fue gestándose casi con Antón (hijo de ambos), la actriz respondió: "¡Y sigue gestándose! La pauta nunca la da el tiempo: tantos años con alguien y entonces el hijo... Claro que en algún momento nos preguntamos: "¿Deberíamos haber esperado un poco más para tenerlo?". Qué sé yo... Nos habíamos conocido hace diez años, en el casamiento de una amiga en común. Volvimos a encontrarnos y sucedió el amor. Todo fue genuino".