jueves, 21 de septiembre de 2017
Exclusivo de Primiciasya.com

Carlos Mata, otro testigo del terremoto en México: "Estamos acabando con el planeta"

El actor venezolano se encontraba a punto de parir hacia Guayaquil, Ecuador, cuando sintió en suelo mexicano una "turbulencia salvaje" dentro del avión. Hablamos con él y realizó un detallado relato de cómo lo vivió su esposa.

Continúa el drama en México por un fuerte terremoto que sacudió el Distrito Federal el martes que pasó y que arrojó 225 muertos hasta el momento.

Uno de personajes famosos que fueron testigos del triste acontecimiento fue el actor venezolano Carlos Mata, que estaba a punto de embarcar hacia Guayaquil, Ecuador, por temas laborales.

PrimiciasYa habló con el artista, que reveló cómo fue su día: "Estaba por despegar del aeropuerto de México, donde grabo una serie, me estaba despidiendo de mi esposa antes del despegue y antes que mandaran a apagar los celulares, llamé para darle unas instrucciones. Tenía que hacer unas grabaciones en Guayaquil, donde ya estoy. Tardé 13 horas en llegar entre tantos inconvenientes".

"Empezó a moverse el avión, pensé que ya estábamos retrocediendo para entrar en la pista de despegue y ella empezó a gritar '¡terremoto!', desde su celular, desde el hotel donde estábamos alejados en un piso 13. Se corta la comunicación y el avión comenzó a moverse de manera salvaje, peor que cualquier turbulencia. Yo estaba en tierra. Era tan fuerte que la gente miraba por la ventana y otra gente se caía al piso", comentó.

Y prosiguió: "Cuando se corta, no sé qué pasó con ella, no tenía respuesta. Colapsaron las comunicaciones y cuando me responde, me dijo que bajaba por las escaleras mientras caían pedazos de pared. Logré hablar cuando estaba en la calle con la persona que limpiaba la habitación, ese edificio no se cayó pero la habitación quedó parcialmente destruida. Algunos edificios de la zona colapsaron. Ella pasó horas allí hasta que la fueron a buscar. Fue una tragedia muy severa".
Para cerrar, comentó: "Hoy en Ecuador se suspendieron las actividades. Estoy muy angustiado por las víctimas de esta terrible tragedia. Son tiempos de meditación seria, de acción efectiva y de reflexión espiritual. Estamos acabando con el planeta".