martes, 24 de febrero de 2015
Confesión

Carlitos Tevez reveló cuál era su mayor miedo

El jugador del pueblo, que volvería a Boca en junio, admitió cuál era su temor cuando era chico y vivía en Fuerte Apache, partido de Ciudadela. Palabras estremecedoras.

Carlos Tevez habla de su infancia, una edad en la que era tan pobre que no le alcanzaba para coleccionar figuritas y por eso jugaba a las canicas. Una infancia que “no la cambiaría por nada en el mundo”, pero en la cual, sin embargo, vivía “con miedo a estar preso”.
“Estaba en un barrio donde la delincuencia y la droga eran cotidianas, siempre le tuve mucho respeto a la policía”, le dijo el delantero argentino de la Juventus al diario El País de España en una entrevista.
“Pero me sirvió para ser una persona derecha y saber cuáles son los valores de la vida. La volvería a vivir y siempre volvería a mi barrio”, aseguró el Apache.
De chico quería ser como Diego Maradona, “pero eso era como parecerse a Dios y era imposible” y entonces se buscó un ídolo más terrenal como Batistuta.
De chico, Tevez ya era hincha de Boca. “Es una pasión que no se puede explicar. Vas domingo a domingo y sabés que vas de fiesta al estadio. Gane o pierda sabés que vas a ver a Boca y eso lo hace distinto. Vas a ver a cualquier otro equipo y si juega mal la gente empieza a sentirse mal y a putear. En la cancha de Boca no. Allí siempre es alegría, juegue bien o mal”.
En Boca, Carlitos arrancó una carrera inmejorable. Y por estos días, Tití Fernández confirmó que volvería al club en junio. Ídolo en todos los equipos que jugó -en la mayoría salió campeón-, Tevez pasó por Brasil, Inglaterra -en los dos equipos de Manchester- e Italia. Fue en el City donde pensó en dejar el fútbol. “Cuando me peleé con Mancini”, admitió el goleador del pueblo.
A ellos es que se debe el Apache. Al pueblo argentino que lo adoptó como bandera en la Selección y que siempre -algunos más, otros menos- lo pidió para el equipo que fue a Brasil. “Ahora sí me siento parte”, marcó la cancha haciendo diferencias con el plantel de la que fue a la Copa del Mundo. Curiosamente, Tevez reconoce que la última vez que lloró fue “cuando nos quedamos afuera en el Mundial”.
“Con Messi siempre nos llevamos bien dentro y fuera de la cancha”, aseguró el goleador. Y despega al capitán celeste y blanco: “Messi nunca le diría a un técnico quien tiene que jugar y quién no. Creo que no tiene no el poder sino la capacidad él humanamente para decir eso”.
Fuente: Perfil