lunes, 02 de octubre de 2017
Momento de terror

Barby Franco y Fernando Burlando, encerrados en un teatro muy cerca del atentado en Las Vegas

La pareja estaba en plan de reconciliación. Franco hizo varios tuits contando la tensa situación que están viviendo. Además hoy se iban a casar y debieron suspender la boda.

Un hombre armado abrió fuego ayer en un festival de música country en el Strip de Las Vegas, Estados Unidos , y mató al menos a 20 personas y dejó más de 100 heridos antes de que fuera abatido por la Policía.

La fuerza policial describió al sospechoso como un hombre local que actuó solo, dijo el alguacil Joseph Lombardo del Departamento de Policía Metropolitana de Las Vegas en una sesión informativa.
atentado

Además, indicó que están buscando a una mujer asiática que la Policía describió como una acompañante del sospechoso.

Testigos en las redes sociales dijeron que el tiroteo comenzó en la última noche del festival de tres días Route 91 Harvest, un evento que contó con miles de asistentes y donde se presentaron artistas como Eric Church, Sam Hunt y Jason Aldean.
atentado

Medios estadounidenses informaron que Aldean estaba actuando alrededor de las 22:45 hora local cuando comenzó el ataque.
Embed

La Policía no reveló información que sugiera un motivo para el tiroteo ni habló sobre la identidad del sospechoso.

El abogado Fernando Burlando y su pareja, Barby Franco, se encontraban en el teatro del hotel donde sucedió el atentado.
Embed
Embed
Embed

La joven hizo varios posteos en su cuenta de Twitter y fue relatando lo que están viviendo. En charla con "Arriba Argentinos", Burlando confirmó que aún permanecen encerrados en el lugar. Lo cierto es que la pareja había viajado para contraer matrimonio y la ceremonia estaba pautada para hoy. El abogado confirmó que debió ser suspendida.
Embed
Embed
"Estamos encerrados en un teatro. No nos permiten salir. Están buscando más gente y recién en búsqueda de alguien nos hicieron tirar cuerpo a tierra. Nosotros no estamos en el recital sino en el teatro de al lado, en el mismo complejo. Esto generó que a 30 minutos de comenzado el espectáculo se corte y nos tuvieron una hora cuerpo a tierra con luz apagada y que nos decían que el que se paraba nos iban a disparar", afirmó Burlando.