sábado, 14 de marzo de 2015
Duro testimonio

Ana María Giunta: una salud marcada por la obesidad

Su lucha contra la obesidad y las consecuencias sociales derivadas de la enfermedad, se convirtió en toda una insignia para ella. Video.

Ana María Giunta estuvo al borde de la muerte en abril de 2014, luego de haber permanecido en terapia intensiva su lucha contra la obesidad y su adicción al cigarrillo.
Tras ser dada de alta, esto le contaba a “El Diario de Mariana” en mayo del año pasado: "Si Dios me mandó de vuelta, es porque me quedan cosas por hacer".
“Siempre fui una gran fumadora, la ruptura de mis pulmones fue por el cigarrillo. Yo lo dejé hace 17 años, pero el daño que te produce es irreversible, y les pido a todos que también lo larguen”, señalaba.
“Este EPOC se me complica con la hiperobesidad, yo nunca tuve complejos e hice todo siendo hiperobesa. Pero ahora que tengo 70 años, ya no es lo mismo. Entonces, les pido a todos los que me escuchan que se cuiden de no engordar porque el final es muy terrible", fue el importante mensaje que dejó.