viernes, 06 de marzo de 2015
No hay respiro

A pesar de la muerte de Ricardo, siguen los problemas en la familia Fort

Una reconocida guionista le ganó un juicio por una fortuna a la familia del empresario fallecido a fines de 2013. A continuación, los detalles del litigio y la resolución final.

El 25 de noviembre de 2013, Ricardo Fort partió de este mundo hacia destinos desconocidos. Durante la madrugada de aquel lunes, se confirmó la muerte del empresario millonario.
Pero antes de su repentino fallecimiento, el chocolatero no se quedó con las ganas de hacer nada: viajes, lujos y programas de televisión, como el que tenía en mente en 2011, llamado “Fortuna TV”.
Para ello, contrató a Carolina González, en ese momento guionista de “Un año para recordar”, emitida por Telefe. El ciclo que proponía Fort consistía de 13 capítulos que él protagonizaba y que tenía mucha similitud con las obras de teatro Fortuna 1 y 2.
Pero el plan nunca se concretó y el programa no salió al aire. La guionista, luego de hacer su trabajo, se quedó sin cobrar y envió la primera carta documento en el año 2011. Los abogados Pablo Jacoby y Daniel González iniciaron una demanda por indemnización y daños y perjuicios para ella y los guionistas que había convocado para trabajar en equipo.
Según informa La Nación, la causa siguió su curso más allá de la muerte del empresario. Allí, el reclamo se dirigió a los herederos, los hijos de Ricardo, Felipe y Martita. Tuvo que intervenir un defensor de menores y el conflicto debió seguirlo la administración de la sucesión y el abogado César Carozza, conocido por defender a Fort en la televisión y en Tribunales.
La sentencia salió el mes pasado, firmada por la jueza Virginia Simari. Carolina González le ganó post mortem $725 mil a Fort, una verdadera fortuna.