martes, 01 de marzo de 2011
primicias

Por Pablo Layús: La excepción que confirmó la regla

La temporada de Carlos Paz está llegando a su fin. Todos los productores están felices, salvo uno. Es el mismo que no invirtió un solo peso ni siquiera en publicidad. Y es el mismo que te señale en mi primera columna: Gerardo Sofovich.

Gerardo Sofovich se debería estar planteando si continua produciendo teatro. Su mala temporada lo dejó en evidencia que sus formas ya pasaron de moda.

Por suerte se vive en Carlos Paz una corriente de productores con ganas de invertir y apostar al buen espectáculo. Solo basta recorrer por aquellas que fueron éxito y te podrás dar cuenta que no sólo alcanza con los escándalos mediáticos.

Sofovich no invirtió ni un peso en producir Flor de Pito. Hasta recurrió a un empresario cordobés para que le pague el alojamiento a Mariana de Melo a cambio de algunas fotos  para alimentar un rumor de una relación inexistente.

Y dejó en Nazarena Vélez toda la responsabilidad de dar a conocer que estaban en la villa. Y en René Bertrand, la dirección de un espectáculo que solo tuvo la buena voluntad de sus actores.

Pero este tipo de actitud quedó doblemente marcada en una temporada que fue un éxito. No solo para los grandes, también las medianas y pequeñas producciones.

Todos los integrantes de la obra saben que la realidad les hubiera sido distinta si hubieran tenido un verdadero productor a sus espaldas y no alguien que solo estuvo para los papeles y algunas notas periodísticas.

Quedo en claro que sólo buscó enfrentar a su ex dirigida, Florencia de la V con la que volvió a perder por goleada.

La cantidad de espectadores que vieron una comedia y la otra es la diferencia entre una puesta y otra pese al  oficio y el amor por esta profesión que demostraron todos los integrantes de Flor de pito, pero solos no pudieron remar contra la corriente.

Esta vez el productor no pudo meter su fracaso en la bolsa de todos. Esta vez quedó en evidencia que su tren ya pasó y que fue la excepción que confirma la regla: Para tener un éxito en Carlos Paz tenés que producir.