viernes, 18 de marzo de 2011
primicias

Por Mariana Lestelle: La salud en tiempos de Gran Hermano

Los programas de la popularidad de Gran Hermano, muchas veces llevan al televidente a interesarse, entre otras cosas en temas de salud que surgen ya sea en los participantes o de las familias de ellos. Ya sea la Disforia de género de Alejandro, los trastornos alimentarios comentados por Rocío, o el Lupus de la madre de Tamara generan marcado interés.

Los programas de la popularidad de Gran Hermano, muchas veces llevan al televidente a interesarse, entre otras cosas en temas de salud que surgen ya sea en los participantes o de las familias de ellos.

La respuesta de la gente es inmediata, se interesan en conocer esas enfermedades, ya sea para buscar la consulta medica si se identifican con algún síntoma, o porque quieren aumentar su entendimiento porque alguien cercano padece lo mismo.

Ya sea la Disforia de género de Alejandro, los trastornos alimentarios comentados por Rocío, o el Lupus de la madre de Tamara generan marcado interés.

Muchas veces surge, incluso entre los participantes que al no conocer determinada situación de salud, la utilizan para emitir juicios de valor sobre el otro. Lo mismo pasa en la sociedad que contempla.

En relación a esto, me ha llamado la atención la postura de algunos participantes en relación al lupus. Enfermedad a veces minimizada porque no es terminal para la boca de los ignorantes. ¿Quién establece el criterio de terminalidad de la enfermedad?.

Existen enfermedades con diferentes evoluciones que pueden ser tan tórpidas que afecten la calidad y la dignidad de vida. Hoy en día la ciencia no considera a las enfermedades terminales, son tratables, aunque a veces el enfermo llegue a una situación en que no se pueda hacer más nada. Así que como dijese Volteire, redefinamos los términos.

El LES (lupus eritematoso sistémico) es una enfermedad llamada colagenopatia autoinmune, ¿Qué quiere decir esto? Que nuestros propios mecanismos de defensa (inmunes) agreden a nuestros propios tejidos, en el caso de lupus el tejido conectivo, que forma parte de la piel, de tendones, de articulaciones, de las válvulas cardiacas, entre otros, y son el soporte de los órganos, lo que lleva progresivamente al daño de las estructuras que poseen este tipo de tejido.

Estas enfermedades son muy difíciles de tratar dado que se necesite medicación que frene a nuestro sistema inmune. Como dato, desde hacia 56 años no se aprobaba en el mundo una nueva medicación efectiva para tratar el LUPUS. El 10 de marzo de este año la Food and Drug Administration aprobó una nueva medicación BENLYSTA® (belimumab). La comunidad científica habla de un avance terapéutico importante para el lupus, que como les comente no contaba con nuevas terapéuticas desde hacia medio siglo.

Les dejo a continuación un tutorial interactivo de la Biblioteca nacional de salud de los Estados Unidos, en el cual podrán encontrar información confiable acerca de lo que es esta enfermedad que llegó a los oídos de muchos por Gran Hermano: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/tutorials/lupusspanish/htm/index.htm