martes, 14 de febrero de 2017
politica

San Valentín: desde la CAME señalaron que se sumó más gente a los festejos pero con regalos "discretos"

Casi un tercio de los gastos se orientaron a servicios, mientras la venta vinculada con la fecha cayó 3,4% en la medición interanual, indicó el reporte.

San Valentín movilizó unos $570 millones este año, con un incremento en la cantidad de festejos respecto de 2016 pero con regalos más discretos que promediaron los $450 por persona, según un sondeo difundido por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Casi un tercio de los gastos se orientaron a servicios, mientras la venta vinculada con la fecha cayó 3,4% en la medición interanual, indicó el reporte.

"El ´Día de los Enamorados´ sigue sumando adeptos en la Argentina y de a poco se instaló como una fecha especial para muchos comercios", analizó el sondeo.

Las estimaciones apuntan a que 1.263.000 personas festejaron la fecha, lo cual representó una suba de 1,9% respecto del año pasado, al generar un gasto total de $568,3 millones.

"Sin embargo, la venta de bienes y servicios vinculada con esta fecha cayó 3,4% frente a San Valentín 2016", indicó.

Analizó que "la crisis económica repercutió este año en los enamorados, que gastaron, pero más modestamente que en otras épocas, y se orientaron mayormente a regalos de bajo valor o a un solo regalo para su pareja, cuando en otras épocas había quienes combinaban un regalo y una cena, o sumaban algún otro pequeño presente adicional alusivo".

Según el estudio, entre 450 comercios del país y entre 2.536 consumidores, el gasto por persona promedió los $450, un 23,3% por encima de San Valentín 2016.

El gasto total fue 25,6% mayor al del año pasado y, si se quita el efecto inflacionario de un 30% anual aproximadamente a febrero, el gasto total por San Valentín a precios constantes habría caído 3,3% este año frente a la misma fecha del periodo pasado, calculó la CAME.

"Este año ayudó que haya sido martes en vez de domingo como fue el año pasado, pero el movimiento fue menor a lo esperado", subrayó.

Puntualizó, además, que lo más vendido este año fueron artículos de bijouterie, ropa interior, bombones, y flores y plantas.

En tanto, fueron menos concurridos los restaurantes y bares, mientras también sintieron la caída rubros como joyerías y relojerías, perfumerías e indumentaria.