viernes, 11 de abril de 2014
musica

Polémica en Gualeguaychú: El Indio Solari no quiere pagar el impuesto

Debido a una promesa del intendente de la ciudad entrerriana, el legendario músico está firme con la idea de no pagar la tasa de espectáculos públicos, tal como rige la ley. Los detalles.

Condición “innegociable”. El Indio Solari no pagará la tasa de espectáculos públicos en Gualeguaychú. Y será así porque, primero, lo puso como presupuesto básico para traer su show. Segundo, porque el intendente Juan José Bahillo (FPV) aceptó y comprometió la decisión a favor cuando, en realidad, no podía ni puede hacerlo, según las leyes vigentes. “Pero era enero y el Concejo estaba de vacaciones. No me pareció necesario llamarlo para esto”, arguyó el mandatario. Hablamos de más de dos millones de pesos.

Este sábado, el artista más convocante del país realizará su espectáculo, considerado como “el mayor de la historia de la música en vivo en Argentina”. Se venderán, según calculan, entre 130 y 140 mil entradas. Precio: 350 pesos. Recaudación total: entre 45.5 y 49 millones de pesos. De ellos, según datos directos brindados a Clarín por “En Vivo Group SA”, 20 millones se irán como costo (gastos para acondicionar el predio, montar el escenario, seguridad privada, salud, electricidad, banda, productora, alojamiento, gastronomía, etc). Quedarán entre 25 y 29 millones de pesos, limpios, como ganancia para el Indio.
La tasa de espectáculos públicos significa en Gualeguaychú, según ordenanzas, un 5% de la recaudación. Y según el Código Tributario local, solo se puede eximir en casos de eventos no lucrativo, decisión que de todas formas, debe contar con el voto de dos tercios de los concejales.

La eximición de la tasa fue “condición innegociable para hacer el espectáculo”, reveló el intendente Bahillo durante la conferencia de prensa del miércoles por la mañana. Estaba sentado junto a los hermanos Peuscovich, titulares de la productora “En Vivo Group S.A.”, los mismos que hicieron el planteo a principios de enero pasado. “Que me corrijan si miento –dijo el intendente-. Si nos empecinábamos en cobrar la tasa de espectáculos, se iban a otra ciudad”, continuó el intendente. “Y preferimos ceder para beneficio de toda la ciudad, que ganará con este recital cien millones de pesos”. Dijo que “la productora quería que presentáramos la eximición como iniciativa propia del Ejecutivo, pero dijimos que no. No nos pareció oportuno”. Y los hermanos Peuscovich no lo desmintieron.

El hecho desató una fuerte polémica en la ciudad y más allá. Están quienes cuestionan a Bahillo por aceptar y por no haber consultado al Concejo Deliberante. Y están quienes cuestionan al Indio. Muy pocos apoyan la medida o son indiferentes.
En el Concejo, la cuestión arde.

Por qué sí y por qué no

A la hora de argumentar razones, la productora fue clara tanto en la conferencia de prensa como luego, en diálogo directo con Clarín: “somos conscientes de lo que traemos. Es un gran beneficio para Gualeguaychú”. Hablan de cien millones en ganancias para la ciudad, aunque nadie explica bien de dónde surge la cifra. El municipio ha informado que habrá ingresos de 20 millones en alojamiento y gastronomía, y los pagos de vendedores ambulantes por la habilitación para comerciar estos días reportará más ganancia que lo que se pierde por la tasa impaga. Se alude también a ingresos para restaurantes, estaciones de servicio, etc.

La productora señala otro beneficio: la publicidad indirecta. “No habría forma financiera ni operativa de igualar la publicidad que tendrá la ciudad y las veces que se replicará la palabra Gualeguaychú”, sostienen. Además, dijeron a Clarín, todos ganarán: si hay más ventas en comercios, habrá mayor pago de impuestos por ganancias. “Y nosotros, además, pagamos ingresos brutos”, agregan.

Gualeguaychú tiene 90 mil habitantes y recibirá a 130 mil personas más. Con menos afluencia, cercana a los 80 mil visitantes, la ciudad ya ha colapsado en todos sus servicios en temporada veraniega.

Y no todo es recibir. El gobierno aporta para este recital máquinas de Vialidad provincial, postas sanitarias, médicos, ambulancias, enfermeros, bomberos. La Nación envía dos camiones sanitarios. El municipio pone logística, personal de tránsito, de Obras Públicas y espacios verdes… En materia policial, “En Vivo Group SA” pagó 322 mil pesos por adicionales policiales. Cuesta 60 pesos la hora adicional de un policía. Abonan un móvil con 4 efectivos desde hace una semana custodiando el escenario, y dos días completos de efectivos en zona cercana al predio del recital. Pero habrá en total 1200 efectivos extras en toda la ciudad y rutas para el operativo de seguridad y control, un helicóptero, motos, caballos de policía montada, camionetas, autos y dos enormes camiones contendiendo la Unidad “Sistema 911” con alta tecnología de comunicaciones al mejor estilo CSI. “Supera ampliamente los 322 mil”, dijo una fuente interna de la fuerza.

“No es que uno exime de la tasa en una actitud generosa –explicó Bahillo-. El Municipio hace este gesto, dejamos de percibir alrededor de 1,3 millón de pesos, y permitimos, favorecemos que a la ciudad ingresen entre 70 y 130 millones de pesos”, planteó ante la prensa. En realidad, son más de dos millones los que concede.

El cálculo de las ganancias para la ciudad tiene, al menos, un signo de interrogación en el siguiente dato. Según los hermanos Peuscovich, “el 80% del público del Indio llega y se va en el término de 20 horas. Es lo que ha sucedido en anteriores recitales”. Veinte horas durante las cuales, el 80% del público debería gastar mil pesos per cápita, según el cálculo que explicó “En Vivo Group S.A.” a Clarín.

Para el intendente, “si decíamos que no a la exención, hoy el Indio estaría tocando en otra ciudad”.

Para los concejales que se oponen y que han hecho numerosas declaraciones públicas al respecto, la exención es “una grosera maniobra con la que se pretende perjudicar las arcas municipales, puesto que si se sancionara – como se intenta- una ordenanza especial que prevea una exención tributaria, la misma solo podría tener efectos para el futuro y no hacia el pasado, no pudiendo eliminar o quebrar la obligación tributaria ya nacida y exigible”.

Estrategias a la mano

Hoy sesionó el Concejo Deliberante de Gualeguaychú. El Presidente convocó a dos sesiones y no una, con diferencia de una hora entre ambas. En la primera, el bloque oficialista presentó el proyecto de exención y se lo pasó a evaluación de las comisiones conjuntas. En la segunda, se convocó a las comisiones para la tarde y se convocó a nueva sesión para mañana a las 5. “Si el proyecto se presentaba sobre tablas, necesitaban los dos tercios para que se apruebe –explicó el concejal opositor Juan Maya-. En cambio, ahora, tendrá mañana ‘dictamen de comisiones’ y no se tratará sobre tablas”. Según Maya, presentarán y se votará una ordenanza modificatoria por única vez del Código Tributario, donde se eximirá al Indio del pago de la tasa. “Esperan hacerlo con mayoría simple. Nos vamos a oponer, pero…”, dice el concejal. “Estamos analizando presentar una denuncia judicial por todo esto”.

Los productores de espectáculos locales reclamaron también. “Debemos pagar el 5% de tasa más el 2,5% de derecho de sala. Y nunca sabemos si vamos a ganar o perder –dicen-. Esto sienta un precedente que nos va a dejar abierta la puerta para pedir la exención”.

Mónica F. no es concejal. No asistió jamás a una sesión. Trabaja hasta deslomarse, en varias casas de familia y criando chanchos que vende para Navidad. Hace cuatro días, por efecto de las intensas lluvias, el agua desbordó la calle y entró a su casa (que construyó a mano propia, de material y con pisos de mosaico). “Dormí con 10 cm de agua bajo la cama”, dijo a Clarín. “Le decía a mi esposo: cuidado, que no se nos caiga la frazada y se moje”. Con sus vecinos, ya han peticionado ante el municipio de Gualeguaychú para que mejoren los desagües pluviales, “pero nos dicen que no hay presupuesto”. Nunca leyó el Código Tributario y, sin embargo, “me mato para pagar todos los impuestos”, dice. Por eso, pregunta: “¿Y a él no le van a cobrar?”

Fuente: Clarín