viernes, 29 de abril de 2011
primicias

Panelista de Casella abandonó a su perro en la ruta

Anoche, la panelista de Bendita Edith Hermida, dio mecha a una polémica que estalló hoy en Facebook cuando Beto Casella le preguntó si era cierto que ella junto con su marido habían abandonado a su perro en la ruta. Si. La escandalosa respuesta -seguida de risas- la sentenció a la suerte de las asociaciones protectoras de animales, quienes ahora buscan realizar un escrache en la puerta del canal por la patética actitud que, según ellos, tomó la panelista.

Nos parece una aberración lo que hizo, dijo a 24CON Myru Noemí, una animalista que utiliza este pseudónimo en la red social y que impulsa a través de internet el mega escrache. Noemí ya sumó más de 1400 seguidores a su propuesta y dice que se anima incluso a meterse en el estudio para escracharla en vivo.
 
Cuando el conductor la interrogó, Hermida reaccionó con risas. Es que no podía creer que el conductor se haya enterado del hecho. "Es verdad, se llamaba Ciro. Íbamos de viaje a Pinamar y "Batata" (N del R: Roberto Fernández) hizo bajar al perro del auto", recordó.
 
La sorpresa no fue menos para su compañero de panel Gastón Recondo, que le reprochó su actitud y cuestionó sus algarabía al preguntarle cómo podía reírse de eso. A lo que Edith respondió: "No me río del perro, sino de que Beto se haya enterado.
 
A las pocas horas, la noticia había corrido como reguero por Facebook donde se llegaron a postear comentarios como q pelotuda sometida por otro enfermo como el marido (SIC), de una usuaria identificada como Virginia Talamonti.
 
El revuelo fue tal que el locutor del show, Mario De Candia, salió a defender a Hermida y a excusarla porque, según comentó en su muro, fue un chiste, algo irreal… que surgió de una broma fuera del aire… por eso pudimos reírnos.

Al conocer estas aclaraciones, los animalistas no se quedaron atrás y, con la duda a cuestas sobre la veracidad del caso, pidieron que se explique con exactitud qué fue lo que desembocó en la anécdota porque si fue un chiste nos pareció de mal gusto… acá nadie se burla de los enfermos terminales de cáncer, así como tampoco podemos tolerar la broma del maltrato y desidia contra los animales.
 
Por si quedaban dudas, los proteccionistas demostraron su organización para reclamar y dejaron abierta la posibilidad de hacer un escrache en caso de que no se aclare todo. (El Argentino)