miércoles, 29 de junio de 2016
primicias

Nicolás Magaldi y Betiana Wolenberg, enamoradísimos en la nieve

El periodista estuvo junto a su novia en el lanzamiento de la temporada de invierno del Cerro Catedral. Fotos. 

La pareja desafió las bajas temperaturas. Cerro Catedral (Bariloche) dio la bienvenida al invierno 2016 y Nicolás Magaldi estuvo junto a su novia, la modelo Betiana Wolenberg, disfrutando de la nieve.
"Fue la excusa perfecta para venir con ella; cortar con la rutina del trabajo y pasar tiempo con mi familia que vive acá y es el lugar donde me crié y viví hasta los 17 años", contó el conductor a la revista Caras.
"Nos conocimos vía Instagram. Tenemos una amiga en común que tiene una marca de ropa y Beti era la modelo de la campaña. Cuando la vi en fotos me enamoró y después de un par de mensajes, le pedí el teléfono y la invité a cenar", destacó Magaldi.
El periodista convive con la modelo misionera desde hace siete meses y proyecta en poco tiempo formar una familia. "Le invadí el departamento con mi colección de guitarras. Soy muy desordenado y me cuesta; estoy aprendiendo", manifiesta con picardía, aunque luego de una breve pausa agrega: "Pero compenso con otras cosas. Hago muy buenos asados y le llevo el desayuno a la cama cuando llego a la mañana de la radio".

Respecto a su conocida fama de mujeriego, admite que quedó en el pasado ya que fue un antes y un después de conocer a su compañera de vida. "Desde que apareció Betiana todo es distinto...Ella me hizo conocer el amor. Era cero enamoradizo hasta que la conocí. Más allá de lo linda que es por fuera, es la mujer más simple del universo, sincera, sencilla, una mina que te contagia alegría", sostiene enamorado y con un entusiasmo que transmite a través de su amplia y característica sonrisa.
"Casarnos es el próximo paso, tenemos todas las ganas. Es un gran motivo para festejar nuestro amor con todas las personas que queremos. Como soy tan loco, puedo levantarme mañana y proponerle casamiento. Sé que va a ser así. Ya tengo la idea de cómo lo voy a hacer, algo muy tecnológico, muy loco; es algo que no hizo nadie, será una gran sorpresa y frente a todo el mundo", advierte.
"Los dos queremos convertirnos en padres, somos muy ansiosos. Si el día de mañana ella me dice que está embarazada voy a ser el tipo más feliz del mundo. Ambos somos familieros y queremos tener muchos hijos", indicó Magaldi.