domingo, 10 de agosto de 2014
primicias

Nazarena Vélez: "Muscari pagó mi casa por mis hijos"

Entrevistada por un ciclo televisivo, la protagonista y productora de “Los locos Grimaldi” habló de su presente sin Fabián Rodríguez y de la ayuda recibida por el Director.

Entre deudas y tristezas, Nazarena Vélez continúa en plena lucha por salir adelante. El suicidio de su marido Fabián Rodríguez es algo difícil de superar y los problemas económicos que llegaron tras el triste episodio le mostraron a la rubia quiéne son sus verdaderos amigos.

Nazarena Vélez lucha por salir adelante en pleno duelo por la muerte inesperada de su marido, Fabián Rodríguez, quien se quitó la vida en marzo de este año. La rubia está en el teatro con "Los locos Grimaldi", pero reveló que los momentos más álgidos le permitieron ver quiénes son sus amigos.

"Hace dos semanas cumplí 40 años y descubrí que tenía perdido un hermano que en el medio de la catástrofe salió a ayudarme", expresó Vélez en el programa "Viva la tarde", por C5N.

"Cuando me tenían que sacar de mi casa, yo sin saberlo, él pagó gran parte de mi casa para que ni mis hijos ni yo nos quedemos en la calle", agregó.

"Esto no es usual, ni en este medio ni en ningún lugar. Menos con una persona que conocés hace un año en el laburo. Estás hablando de una persona de laburo, no de un millonario", dijo luego.

Y añadió: "El primer mes fue tremendo y no era consiente de nada de lo que pasaba. De repente, en un momento le digo a mi viejo: '¿Cómo no nos rajaron de la casa todavía?'. Porque yo la tenía que escriturar. Lo de Fabi fue el 24 de marzo, la casa se escrituraba el 25. Mi papá me dijo que fue Musqui".

"Hoy yo preferiría quedarme en la cama. O me hubiera encantado quedarme con Thiago. Tengo una deuda muy fuerte con la Asociación Argentina de Actores y fui y puse la cara", explicó.

"Yo amo a Fabián y el nombre de mi marido va a quedar impecable. No me importa qué pasó en esos últimos días. Algo pasó. Amo a mi hermana Jazmín, por eso mi productora tiene su nombre. Entonces, eso tiene que estar completamente inmaculado", aclaró Vélez.

 


"Si me tocó, me tocó. Y aparte, tengo tres criaturas: una de 20 que es un bombonazo, uno de 14 y este atorrante que va a cumplir 4, que están mirando y si mamá está en la cama, ellos quieren estar en la cama. Si yo no genero, mi casa está muerta", concluyó.