viernes, 14 de octubre de 2011
entrevistas

Nazarena Vélez: Aunque repongan la obra, para mí Carrousel terminó

Luego del sorpresivo levantamiento de Carrousel, la obra que encabezaba, la actriz dialogó en exclusiva con Primiciasya.com. Yo no lo juzgo al productor porque sé que no es un garca que está en el exterior con nuestra guita. Se le cayó un inversor y, nada, mala leche, sostuvo en la charla.

Por Mariano Colly
marianoc@primiciasya.com
@marianocolly

¿Qué pasó con Carrousel, la obra que protagonizabas?
Por el momento se terminó. Siempre hubo como unos inconvenientes de dinero porque se cayó un inversor, antes de que yo sea contratada porque los bailarines empezaron los ensayos en mayo o junio y yo me sumé en septiembre, y ya había un problema con el inversor. Y como ya venía muy avanzado, Jorge Brunelli (Productor) la remó hasta donde pudo, hasta lo que pudo, y es una obra muy costosa, desde las 17 personas que están en el escenario, de ahí el problema con Actores, hasta el Teatro Tabarís, escenografía, y demás. No tuvimos tiempo como para recuperarlo en dos semanas de función. La idea de Brunelli es reponerla cuando pueda conseguir un inversor porque la verdad que es impactante, divina, la gente que fue a verla salió enamorada, y yo estoy feliz de haber formado parte de Carrousel.

¿Te dio tristeza que termine?
Sí, totalmente, estoy feliz por haber estado en el proyecto pero triste porque es una pena que se baje una obra así. Ni siquiera se pudo desarrollar.

¿Vos sabías lo del inversor cuando te sumaste al proyecto?
Sí, lo sabía, y pensábamos que íbamos a poder remarla, que podíamos acercar otros inversores porque hay una amiga que también puso un poco de plata, tratamos de remarla porque desde que me pasaron el libreto me pareció una obra increíble. Lamentablemente las cosas no salen como uno piensa, no tuvimos el tiempo como para poder recuperarlo y la gente necesita cobrar, yo lo entiendo, entiendo que la gente de Actores cumpla con su trabajo, y que los del teatro también quieran cobrar el alquiler.

¿Fue culpa de Jorge Brunelli?
No, no creo. Yo no lo juzgo porque sé que no es un garca que está en el exterior con nuestra guita. ¿Entendés lo que te digo? Se le cayó un inversor y, nada, mala leche.

¿Cómo quedás con respecto a la obra? ¿Seguís en la compañía si la obra se repone?
Para mí Carrousel terminó. Yo ya tengo un contrato cerrado para a partir del 21 de diciembre estar en Villa Carlos Paz. Ya me parece poco serio hasta para la gente: atrasar dos semanas el debut, ahora levantar la obra… Lo que más me duele son las bailarinas y la gente que viene laburando desde junio en el proyecto, que en dos semanas se quedaron sin laburo. Me angustia.

¿Para diciembre con quién vas a estar en Villa Carlos Paz?
¡No te puedo contar nada! Ya te enterarás. Dejame que cierre el contrato y te cuento.

¿Pero es para una comedia o revista?
Es una comedia. Pero ya hablaré de eso. Por ahora me duele en el alma terminar con Carrousel porque era un proyecto ambicioso, con gente muy copada, talentosísima, pero a veces las cosas no se dan como uno piensa y sueña. Me parece que son las reglas del juego. A veces te sale bien y otras mal. Creo que Jorge va a salir adelante y va a poder pagar todo lo que le quedó debiendo al resto de las personas. A mi es lo que menos me importa.