viernes, 13 de mayo de 2016
ÍCONO

Ulises y Ramiro Bueno: “Rodrigo marcó nuestras vidas”

El hermano y el hijo del Potro dieron una entrevista gráfica donde recordaron al ídolo del cuarteto, fallecido en el año 2000 por un accidente de tránsito.

El 24 de junio del año 2000 el Potro Rodrigo Bueno falleció luego de un fuerte choque en la autopista Buenos Aires – La Plata, donde perdió el control de la camioneta, se estrelló y volcó.
En este mundo, dejó a dos seres amados como su hijo Ramiro y su hermano Ulises, quienes en una nota con la revista Caras recordaron al ídolo, a 16 años de su muerte.
Ramiro, futbolista, manifestó: “Soy como la oveja negra de la familia, no soy cantante pero entiendo mucho de música, porque mi mamá Patricia componía letras y tocaba la guitarra. Siento un gran orgullo por Ulises, yo más que nadie sé lo que es ser familiar de Rodrigo, soy su hijo y  mi tío es un fenómeno, un músico increíble. Llevo sus temas en mi teléfono y cuando me tomo el tren y el subte para ir a entrenar lo escucho siempre. Me da mucha alegría que haya llenado el Luna en su primer presentación, ya el año pasado lo había hecho en el Gran Rex. Creo que si bien vivimos en lugares diferentes a los dos nos une el legado de mi padre, de su hermano. Sin duda, mi papá marcó nuestras vidas”. A continuación, una imagen del Potro con Ramiro a upa:

Ulises subrayó: “¿Vos sabés lo que es criarte desde los dos años sin papá? Mira lo que es el monstruo. Un fenómeno: educado, atento, un tipo que valora lo que tiene, que ama infinitamente a su madre, familiero. La verdad es que Patricia lo ha cuidado de la gran exposición que pudo haber tenido desde que falleció mi hermano. Lo miro y se me pone la piel de gallina. Tiene tantas cosas de mi hermano. Además coincido plenamente, Rodrigo marcó nuestras vidas”.
El hombre que hizo explotar el Luna Park el pasado 21 de abril, amplió: “Yo vengo desde hace muchos años haciendo un trabajo responsable con la música, no corro de un lugar a otro y doy pequeños pasos pero me voy afianzando. Hacer un Luna Park me trajo mucho emociones, ahí en ese escenario mi hermano rompió todo los records, ahí se consagró. Hoy por suerte, gracias a todo lo que aprendí de él y gracias a todo lo que trabajé, pude darme el lujo de agotar el Luna”.
El Potro vive en los corazones de los argentinos.