sábado, 17 de octubre de 2015
primicias

Mono de Kapanga: “Si la banda se terminara hoy, yo terminaría muy contento”

El rock, la fiesta y el pogo tienen una banda estandarte que se llama Kapanga. Hoy, el grupo liderado por Martín el Mono Fabio festeja sus 20 años de vida con un recital este sábado a la noche en el auditorio Bustelo. Como teloneros se presentarán los mendocinos de La Skandalosa Tripulación.

Por Gabriel Sotelo - uno_escenario@diariouno.com.ar
Esta gira que comenzó hace un mes culminará con un show, el 7 de noviembre, en el mítico estadio Luna Park, en Buenos Aires. 
Antes de emprender su viaje a Mendoza, el Mono hizo un repaso por estas dos décadas de éxitos. Y adelantó que en el show del Luna Park la banda lanzará su décimo disco, Motormúsica, el primero de producción independiente.
–¿Cómo vivís estos 20 años?
–Estamos muy contentos de haber llegado a tantos años juntos. Lo que nos une hace 20 años es el compromiso porque no tenemos nada firmado. Dejamos de lado un montón de cosas con el único objetivo de tocar y cumplir nuestros sueños.
–¿Han cumplido los objetivos?
–Totalmente, si la banda se terminara hoy, yo terminaría muy contento. Pude cumplir un montón de sueños en los 20 años. Pasó el tiempo y la banda sigue en constante ascenso, y así queremos seguir por mucho más.
–¿Cuál es el momento más fuerte que recuerdes?
–Cuando salió el primer tema, El mono relojero, y el primer disco, A 15cm de la realidad. También fueron importantes los shows  en C’mento y en el Luna Park. Hay varios hitos que marcan nuestra historia.
–¿Cómo nació “El mono relojero”?
–Fue cuando Duhalde había puesto la ley que todas las discotecas tenían que cerrar a las tres de la madrugada. Es dedicada a él, podría decirse. Fue un clic para nosotros, a partir de ahí empezamos a transitar el camino de la música y salir a tocar fuera de Quilmes (Buenos Aires). 
–Entre las anécdotas, hay una gira por Europa del Este, en el 2004, que se complicó...
–(Risas) Maikel, de Luna Campos, el baterista, se cayó del escenario y se quebró un brazo. Entonces viajó un chico de acá que se aprendió 15 canciones en cuatro días. Nos quedaban 30 fechas y eran contratos para tocar una hora y media. Entonces hacíamos tiempo, entre canción y canción tomábamos agua, yo contaba chistes (risas). En Amsterdam (Holanda), algunos querían pasear apenas llegamos y otros bajar los instrumentos. Fue una de las visitas más vertiginosas de mi carrera se me quemaron millones neuronas en cuatro horas (risas). Las giras son flashes muy locos. 
–Sus canciones son festivas pero también tienen letras comprometidas...
–Decimos cosas fuertes con un ritmo festivo. A la hora de escribir pensamos en las dos cosas: cantar algo duro con un ritmo alegre y poder utilizar el humor ácido o la ironía a través de las canciones. 
–¿Cómo se prepara un show en el Luna Park?
–Es especial, si te digo que es igual a cualquier otro es mentira por la mística del lugar y la historia. Igual, la lista de canciones que estamos haciendo en la gira no varía de la del Luna Park.
–¿Proyectos?
–Ahora sacamos nuestro primer disco de producción independiente. Lo vamos a lanzar en el Luna. Se llama Motormúsica y en Mendoza vamos a tocar el corte de difusión que se llama igual que el CD. Participan muchos amigos como Fernando Ruiz Díaz (de Catupecu Machu), el Piti Fernández (Las Pastillas del Abuelo), algunos chicos de los Auténticos Decadentes, el Pollo Gómez de Las Pelotas y Los Pibitos, una banda de hip hop. Como verás, será un disco muy completo. 
Para saber
Kapanga 
Cuándo: este sábado, a las 21
Dónde: auditorio Ángel Bustelo (Virgen del Carmen de Cuyo 610, Ciudad)
Entradas: $200