lunes, 23 de marzo de 2015
primicias

Mirtha Legrand: "Estoy más allá del bien y del mal"

En una publicación, la diva de los almuerzos se refirió a su manera de entrevistar a sus invitados. “¿Qué, me van a echar si digo algo? ¿Me van a sacar del canal?".

En una entrevista con la revista Miradas, Mirtha Legrand habló sobre su estilo a la hora de entrevistar a los invitados que pasan por su mesa: "Creo que cuando llegás a cierta altura de tu vida, decís: 'Bueno, estoy más allá del bien y del mal'. Quizás, cuando era más joven, era más temerosa o pensaba que me iban a sacar del canal o miles de cosas que pueden pasar. Y ahora pienso: '¿Qué, me van a echar si digo algo? ¿Me van a sacar del canal?'".
“¿Si siempre fui así de incisiva? Sí, siempre. A mí no me gusta la televisión tonta, light. También digo: 'Qué linda que estás, qué preciosa', y después voy con todo (risas). Pero no lo hago con una dosis de maldad ni nada de eso, sino... A ver, ¿cómo te digo? Yo soy incisiva, a mí me gusta saber, conocer al invitado y sacarle cosas que otros, de pronto, no saben sacarle o no se animan a preguntar. Porque mirá que no es fácil preguntar, ¡eh!".
Luego, se refirió a la envidia que hay en el mundo de la televisión: "Por ahí, me encuentro con alguien que me dice: 'Fulano no te quiere'. Bueno, no me importa, porque yo tampoco lo quiero. Y tampoco te puede querer todo el mundo, hay muchos celos en esta profesión. Es una profesión dura, muy difícil. Y cuando estás sola, yo soy sola en mi trabajo, en mi profesión, se hace muy difícil a veces. Pero yo les hago frente a todos, los pongo en su lugar. Tengo carácter fuerte, no mal carácter, ¡eh! Soy una mujer de carácter, que no es lo mismo".
Luego, explicó cómo es trabajar con su nieto Nacho Viale: "A veces discutimos, eh. Tiene mucho carácter, pero bueno, imaginate. Es mi nieto y me encanta. Nadie me va a cuidar como él. Nadie. Es casi como Daniel, me cuida un montón, está pendiente de mí, de que todo esté perfecto". Y dio detalles sobre las reuniones de producción que tienen en su casa en las que discuten sobre los invitados: "Tomamos el té y ahí cada uno intercambia opiniones: 'Este sí, aquel no, este está peleado con Fulano, bueno mejor (risas)'. Y tener a los políticos me encanta, porque a esos les doy despiadadamente (risas)".
Sabés qué es lo mejor de mi familia? que no me tratan como a Mirtha Legrand. Me dicen de verdad lo que piensan: '¿Qué dijiste el otro día? Ay, qué mal, ¿cómo vas a decir eso?'. Mi hermana, lo mismo. Por ahí, digo mal una palabra, y me dice: 'Chiquita, vos el otro día dijiste tal cosa y estaba mal'. 'Tenés razón', le digo. Pero ella nunca me dice nada para herirme. Es como mi mamá. Es pensante, un ser muy culto, lee muchísimo, es graciosa, encantadora y muy observadora...".