sábado, 25 de junio de 2016
internacionales

Medicinas y caos, ¿los últimos días de Brittany Murphy?

Más de seis años después de su muerte, las circunstancias en que la actriz estadounidense Brittany Murphy falleció siguen siendo motivo de discusión.

Murphy murió el 20 de diciembre de 2009, a los 32 años. Seis meses después también murió su esposo, Simon Monjack.
Desde entonces han surgido diversas versiones e incluso se ha mencionado que la pareja fue víctima de una conspiración del gobierno de Estados Unidos.
El sitio “Radar Online” da a conocer detalles de un nuevo libro sobre el caso, llamado “A Case For Murder: Brittany Murphy Files”, en donde el autor, Bryan Curt James Hammond, asegura los últimos días en la vida de la actriz estuvieron plagados de caos y consumo de medicamentos, además de una conducta extraña.
Según el autor, el hogar de la actriz y su esposo era un total desorden. “Montañas de ropa, maquillaje, perfumes, una máquina de oxígeno y suministros médicos. La cama estaba manchada y las sábanas retorcidas y llenas de sudor. A cada lado de la cama había mesitas de noche cubiertas de botellas de agua medio vacías, frascos de medicinas, algunos abiertos y otros cerrados, y pañuelos usados”.
Un productor fílmico que trabajó con Murphy comentó que la actriz se veía sumamente delgada y parecía que nunca comía, sólo tomaba café. En la misma producción, Brittany solía encerrarse horas en el baño para, supuestamente, peinarse y maquillarse.
A la filmación de “Abandoned”, en 2009, llegaba tarde y tampoco parecía estar en su mejor momento físico.
Poco antes de su muerte, la actriz y su esposo tenían planeado mudarse a Nueva York y formar una familia.
Dentro de todas las historias surgidas tras la muerte de la actriz, incluso su madre fue señalada como culpable. También se mencionó que Monjack y Brittany fueron envenenados.