domingo, 17 de agosto de 2014
primicias

“Me he mantenido a gran distancia de todos los gobiernos”

Enrique Pinti llega el fin de semana al Salón Fader del Sheraton de la provincia de Mendoza, donde dará dos funciones. 

Su lengua es portadora de munición gruesa y siempre que apunta, da en el blanco. No se guarda nada, es auténtico y su visión sigue siendo tan filosa como el humor que despliegan sus geniales monólogos. Enrique Pinti a sus 75 años tiene mucho por decir aún. Por ese motivo el actor, humorista, director teatral, escritor y dramaturgo decidió revisar su archivo de viejos monólogos para darle forma a su nuevo espectáculo: Pinti Recargado.

Con este renovado show, Pinti regresa a Mendoza el viernes próximo al salón Fader del Enjoy Casino. Aunque como nadie se quiere perder la presencia del gran humorista en suelo provincial, se agregó una nueva función para el sábado, en el mismo lugar.

En esta imperdible charla Pinti no le esquiva a nada y habla de todo, como es su sana costumbre. Asegura que nunca tuvo problemas con los políticos argentinos y que por ahora se ve muy lejos de hacer algo en televisión o cine. Eso sí: no se aparta en ningún momento de su mirada ácida para describir a la sociedad argentina.

–¿Con qué se encontró cuando recurrió a los VHS de sus viejos monólogos para darle forma a este nuevo espectáculo?
–Volví a ver los videos de 1990, 1991 y 1993, y los encontré tan actuales que me pregunté: “¿Soy monótono o el país lo es?”. Lo exterior cambia, pero las raíces son las mismas y los problemas vuelven a plantearse en la actualidad.

–¿Cómo ve al humor en la escena nacional?
–El humor tiene múltiples formas, desde la comedia de costumbres como Toc toc, Le Prénom, El placard y Dos pícaros sinvergüenzas hasta las comedias musicales como Priscila, Vale todo y Los locos Adams pasando por la revista, Les Luthiers, Martín Bossi, Dady Brieva, Alfredo Casero, Favio Posca y los monologuistas del off. No está mal y hay para todos los gustos. Eso es lo positivo y bueno que tiene la escena del humor en nuestro país.

–¿Cuáles son los peores males de la sociedad argentina?
–La falta de memoria, la creencia de que todo lo malo pasa aquí y ahora, el endiosamiento de todo lo que viene de afuera, la violencia irracional del crimen, la inseguridad ciudadana y la falta de respeto al prójimo. Igual esos son algunos de los males, pero hay una cantidad importante.

–¿Qué lo moviliza para escribir su columna en La Nación?
–La observación de esos y otros problemas de nuestro mundo. Básicamente eso es lo que me moviliza.

Sobre el teatro, la TV y el Cine
–¿Cómo es su experiencia en el programa Tu cara me suena?
–Muy satisfactoria por los jurados que me acompañan, con los que compartimos el criterio de no menospreciar ni humillar a los participantes, que son mayoritariamente talentosísimos y con buena trayectoria artística. El clima es relajado y divertidísimo.

–¿Qué le gustaría hacer en un futuro, tanto en el cine como en la televisión?
–Me gustaría hacer libros de calidad de cualquier género, pero el tiempo pasa y no se me ofrece nada que me movilice. Probablemente mi destino es no hacer ni cine ni ficción televisiva. Es una lástima, pero la realidad hay que aceptarla sin quejarse. Nunca me he quejado de nada, me han pasado muchas cosas buenas en mi carrera.

–¿Cómo fue su experiencia en el teatro con la obra Lo que vio el mayordomo?
–Fue verdaderamente excelente. La obra de Joe Orton es una de las comedias negras más logradas del teatro europeo de los años ’60. Fue una experiencia muy feliz y, como siempre, me ha dejado hermosos recuerdos.

–¿Tiene algún enemigo en el ambiente?
–Que yo sepa no, pero uno nunca sabe... De todos modos me mantengo lejos de pensar que pueden existir.

Sobre política
–¿Alguno de aquellos monólogos le trajo algún tipo de incoveniente?
–Jamás tuve ningún problema derivado de ninguno de mis espectáculos. Puedo asegurar que eso nunca me ha pasado en mi carrera.

–¿Ni siquiera un político intento “bajar” sus monólogos?
–Nunca ningún político me hizo planteos por mis opiniones y yo no he tenido cruces ni polémicas con nadie. Es más, salvo alguna foto en alguna inauguración o acto cultural, me he mantenido a gran distancia de todos los gobiernos. Esto lo mantuve siempre.

–¿Piensa en una dupla Macri-Cristina para el futuro del país?
–(Risas) La verdad que yo lo dije como chiste, pero en mi país... todo es posible.