martes, 06 de septiembre de 2016

Matías S vs. Agustín y un juego en el que no parecieron entender la consigna

Ninguno de los dos respetó la norma básica del juego, que se trataba de pintarles las uñas de una mano a cinco oficinistas que vistieran traje, corbata y zapatos. De todos modos, uno logró alzarse con la victoria.

Cuando en el contexto de un juego se trata de cumplir un objetivo o superar un desafío, la condición básica es respetar las reglas. Y según parece, Matías S y Agustín se olvidaron de esta premisa a la hora de encarar una prueba que consistía en pintarles las uñas de una mano a cinco oficinistas en menos de 45 minutos. De este modo, ninguno logró lo que el juego exigía, aunque al final hubo un ganador.

El joven Pappa fue el primero en salir en busca de los mentados oficinistas, quienes al momento del desafío también debían vestir traje, corbata y zapatos. Y fue esto lo que complicó el objetivo final de Tincho: de los cinco valientes que aceptaron su pedido, dos de ellos no cumplían con los requisitos establecidos.

Sin embargo, peor todavía fue la performance de Schwartzman. Quizá llevado por la desesperación tras haber ganado varios "no" de diversos oficinistas, logró que cinco personas lo ayudaran a cumplir con la prueba, pero en ningún caso se trató de hombres que lucieran traje, corbata y zapatos.

De este modo, con un parcial de 3-0 a favor de Tincho, el jurado de La Revancha decretó que la victoria le correspondía a él y permitió que el equipo 2 sumara un nuevo punto.

Dejanos tu comentario