miércoles, 20 de abril de 2011
primicias

Martin Lousteau habló sobre el romance con Juanita en la revista Para Ti

Días atrás y, sin siquiera sospechar el escándalo que se desataría cuando estallara la bomba, Martín Lousteau hablaba con la revista Para Ti sobre un supuesto amor prohibido del que no brindó demasiados detalles. Pero ahora, el romance oculto que el ex Ministro de Economía intentaba resguardar en su entrevista con la publicación, fue finalmente descubierto por Paparazzi y se trataría de la mismísima Juanita Viale.

Una antigua entrevista publicada por la revista "Para Ti" demostraría que Juana Viale, la nieta de Mirtha Legrand, estaría engañando a Gonzalo Valenzuela hace, minimamente, unmes y medio.

La entrevista publicada a Martín Lousteau por Para Ti fue publicada a comienzos de marzo y, en ella, el hombre más buscado de las últimas horas habló sobre su vida sentimental. "Tengo un amor prohibido", reconocía.

Es más, durante el diálogo del economista con la publicación, galán de la Malparida habría marcado al celular de Juanita con el fin de pedirle permiso para mencionar en la nota su pasada relación con Rosario Ortega, la hija de Palito y Evangelina.

Además, comparó su pasada relación con Rosario Ortega y el escándalo entre Martín Redrado y Luciana Salazar: Hay dos diferencias importantes con Redrado. Primero, yo detesto que se inmiscuyan en mi vida privada porque no soy un actor; segundo, no salgo con una persona porque sea pública, porque, me convenga o no me convenga, no hago eso. Además, te repito, Rosario y Salazar son absolutamente distintas, opinó Lousteau, quien afirmó que se sumaría a la movida swinger si él y su pareja estuvieran de acuerdo.

Cabe recordar que ayer por la tarde, Juanita, embarazada de seis meses, fue descubierta por la Revista Paparazzi a los besos con Martín Lousteau, el ex ministro de economía.

Ahora, tras el escándalo, Lousteau se habría refugiado en Montevideo, Uruguay. Gonzalo Valenzuela se habría marchado del domicilio que compartía junto a Juanita y ella por su parte, continuaría enclaustrada junto a su familia, lejos de los flashes y, sobre todo, de las cámaras profesionales de fotografía.