lunes, 02 de mayo de 2011
entrevistas

Martín Pepa: Es legítimo que haya ganado Cristian, la gente si lo votó por algo fue

El cuarto finalista de Gran Hermano 2011 dialogó en exclusiva con El Diario del Espectáculo y expresó su felicidad por haber llegado hasta la última instancia del reality.Abrazarme con mi familia fue la frutilla del postre de todo. Fue una descarga emocional espectacular, contó Pepa.

Por Luciano López
lucianolopez@primiciasya.com

¿Cómo viviste la experiencia de estar cuatro meses dentro de la casa de GH?

Fue todo bastante intenso: Emocionante por momentos y duro en otros. Lo viví con mucha alegría por saber que ya estaba ahí adentro. La convivencia y el juego aportaron mucha adrenalina. La verdad que más allá de todas las peleas aprendí a disfrutarlo y a pasarla bien dentro de la casa.

¿Te imaginabas llegar a la final?

Te voy a ser sincero: En la última gala de nominaciones, cuando Jorge me dijo que era finalista, no lo podía creer. Yo tenía mucha humildad porque sabía que estaba complicado, entonces quería ir pasando etapa por etapa muy tranquilo. Con ese tema me gustaba jugar un poco más tranquilo.

Desde que quedaron los cuatro finalistas se notó como que la casa quedó mucho más calma. ¿Por qué no fue así antes?

Y porque en el momento en que entrás en la final son dos o tres días que te relajas. Antes de eso era cómo que nos estábamos matando por entrar en la final. Estábamos jugando Cris, Cucho y yo, y Emiliano y Solange por el otro. Eran dos bandos absolutamente divididos y uno hacia lo posible para que uno del otro tenga que salir, por eso se daban las situaciones de tensión.

¿Qué te pareció que Cristian haya sido el ganador?

Es legítimo, la gente si lo votó por algo fue. Para mí Cristian entendió el juego desde el primer momento. Él vio muy bien el juego e hizo una estrategia que le sirvió. La gente es la que tiene la razón.

¿Sentías desde adentro de la casa que Cristian iba a ser el ganador?

Sí, sabía que iba a estar difícil que él no fuera el ganador. Competir contra eso en la casa no era tan fácil. Desde el reingreso siempre vi que podía ganar él.

Se te vio muy emocionado a la hora de salir de la casa, ¿Cómo fue el reencuentro con tu familia?

Abrazarme con mi familia fue la frutilla del postre de todo. Lo que te mantiene adentro de la casa es la familia y en mi caso fue una alegría enorme verlos porque yo nunca había salido de la casa entonces verlos a todos fue muy emotivo. Fue una descarga emocional espectacular. Y lo de la gente también fue terrible, yo no esperaba un recibimiento así. No sé cómo se agradece eso. La gente me dice cosas y yo todavía no lo puedo creer, estoy muy agradecido.